Ovación
Viernes 04 de Diciembre de 2015

Cerrar el año con un festejo

Colón visitará a Belgrano con el objetivo de dar vuelta la serie y clasificar, por tercera vez en su historia, a la Copa Sudamericana

Este plantel sabalero tan castigado a lo largo del 2015 por los malos resultados que venía sufriendo en buena parte del campeonato, tiene la posibilidad de sepultar todo lo hecho hasta el momento y finalizar el año con un festejo sonoro que implicaría una nueva participación en la Copa Sudamericana. 
 
Colón ya jugó este torneo en 2003 y 2012, pero luego de años complicados como lo fueron los tres últimos, sería realmente una bendición mirar el horizonte con expectativas internacionales y, en función de eso, reforzar el plantel dando un salto de jerarquía.
 
Quizás para muchos de los que salten al campo de juego del estadio Mario Alberto Kempes sea su último encuentro con la camiseta rojinegra, al menos así lo expresó Pablo Ledesma y es también un hecho que Cristian Llama no seguirá el próximo año. A la mayoría de los futbolistas que serán titulares hoy se les vence el contrato y, por ello sería una buena posibilidad clasificar a Colón, ya sea para jugar la Copa en el 2016 o, en su defecto, para despedirse de la mejor manera.

Es por eso que todos lo toman como un partido especial e incluso no piensan en otra cosa que los 90 minutos por jugar. Son conscientes que la imagen de todos se modificará por un buen resultado. Es cierto también que ya en el partido de ida los hinchas premiaron el esfuerzo pese a la derrota, pero no caben dudas que si el Sabalero gana en la Docta el balance que se hará de este plantel será diferente, ya que el exitismo es moneda corriente en el fútbol.
 
Tal es así, que todos los que pedían la salida de Darío Franco hoy lo respaldan de manera absoluta y eso perfectamente se puede trasladar a los jugadores. Colón mejoró notablemente desde lo futbolístico y en eso tiene méritos el entrenador, pero también los futbolistas.
 
 De allí el cambio radical respecto a la postura de los hinchas, pero también de los candidatos a presidente, que ya manifestaron la continuidad del estratega al frente del plantel. Incluso, ya estaría definido que la pretemporada se realizaría en la ciudad de Balcarce.
 
Más allá de estos aspectos, la realidad indica que si el Rojinegro repite las últimas actuaciones tiene la chance concreta de obtener un buen resultado. Para eso deberá recuperar la contundencia que no mostró ante el Pirata en la ida, pero también no cometer errores en defensa ante un rival que es muy astuto y que juega con el error del adversario. 
 
Por ello será clave estar ordenado y no salir con desesperación a buscar el gol, ya que un tanto de Belgrano puede resultar letal para las aspiraciones del elenco santafesino de dar vuelta la llave.
 
Con los mismos 22 intérpretes que el juego de hace una semana, la lógica indica que Belgrano, pese a jugar como local y en un estadio que estará lleno de hinchas celestes, especulará con el resultado del primer cotejo y dejará que el Sabalero se adelante para jugar de contra.
 
Es el planteo que mejor le sienta al equipo que conduce Ricardo Zielinski y es por eso que no se apartará de su libreto. Tal vez no sea tan conservador como resultó en el Brigadier López, donde en el segundo tiempo no pateó al arco. 

Colón dependerá y mucho de lo que puedan hacer los tres de punta (Mauricio Sperduti, Alan Ruiz y Crisian Llama), ya que al no tener un referente de área el equipo se basa mucho en el trabajo de los extremos. El volante izquierdo fue una de las figuras en el último juego y el wing derecho fue determinante en los partidos anteriores como lo fueron Tigre, Gimnasia y Godoy Cruz.
 
Frente a una defensa que mostró algunas debilidades, será fundamental que los de arriba estén finos. Se espera una multitud en el estadio y eso será un condimento más para un partido que asoma como impactante. A suerte o verdad, Colón busca el boleto a la Copa Sudamericana y confía en ganar para producir un Cordobazo.

Comentarios