El país
Jueves 10 de Noviembre de 2016

Chaco pide a Paraguay que le pague por la cantidad de extranjeros que se atienden en sus hospitales

La provincia impulsa un convenio de "cooperación recíproca" debido a la "alta demanda" de ciudadanos paraguayos que se atienden en los centros de salud locales

No es un muro como el que busca levantar el presidente electo, Donald Trump en la frontera de Estados Unidos con México, pero al menos habrá algún tipo de "peaje". El gobierno de Chaco, a cargo de Domingo Peppo, anticipó que le pedirá a Paraguay que colabore con los tratamientos sanitarios que reciben los ciudadanos del país vecino, y que cruzan a la provincia para atenderse en los hospitales públicos.

Así lo confirmó la ministra de Salud Pública de Chaco, Mariel Crespo, quien justificó la adopción de la medida por la "alta demanda" proveniente de la nación guaraní y que "nos impacta en el presupuesto" sanitario. Desde su punto de vista, actualmente no hay un "recupero del gasto" que implica la provisión de la atención sanitaria a los visitantes.

Crespo se quejó por la situación particular por la que transitan los hospitales Pediátrico y Perrando, de la capital chaqueña, ya que reciben "una importante demanda de pacientes que son extranjeros, ya sea de Paraguay, e incluso de algunas zonas cercanas de Brasil".

Si bien recordó que la Constitución Nacional establece como obligación atender a los pacientes extranjeros, la ministra de Salud afirmó que buscará suscribir acuerdos con distritos vecinos de Paraguay en el que se establezca algún tipo de contraprestación y concesión en la "asignación de recursos" para solventar la atención médica. "Al menos para los tratamientos más costosos, como ser las prótesis, intervenciones que actualmente dichos pacientes se realizan sin ningún costo", añadió la funcionaria.

Según adelantó Crespo al diario Norte, la propuesta se formalizará en un viaje del gobierno provincial que realizará entre el 10 y 11 de noviembre en la localidad paraguaya de Encarnación, donde habrá una reunión entre "el gobernador Peppo y ministros y gobernadores de la región". "Allí esbozaremos la necesidad de hacer convenios de coparticipación, por ejemplo con el gobernador Ñeembucú y la provincia del Chaco para poder gestionar de alguna manera una especie de recupero de gasto", sostuvo Crespo.

Tras conocerse la iniciativa, el gobierno chaqueño dio más precisiones sobre el planteo que llevará a la república limítrofe, que consistirá en un convenio de "cooperación recíproca" que le otorgue un encuadro normativo a la relación sanitaria interjurisdiccional.

"Todos deben tener acceso a servicios preventivos, curativos como a cualquier medida para la protección de la salud, gozando de las mismas oportunidades y beneficios", dijo la ministra, y aclaró que "de la mano de la universalidad", la provincia propone un "criterio de igualdad se refiere a la no discriminación y le otorga a todas las personas el mismo valor ante la ley".

Con el convenio "no se busca compensación monetaria", señalaron desde Chaco, pero precisaron que se irá hacia un esquema en que "cada parte conceda atención médica y hospitalaria a todo ciudadano de la otra parte, residente o en tránsito en su territorio de acuerdo con las disposiciones en vigor para los propios ciudadanos". El intercambio estará fundando también en un compromiso fundado "en la conformación de equipos técnicos para mejorar la comunicación y atención de pacientes y familiares y la coordinación con los servicios de admisión y gestión de los pacientes de los servicios asistenciales".

Infobae

Comentarios