Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016
Lunes 15 de Agosto de 2016

Chiaraviglio cumplió su sueño de ser finalista olímpico y cerró su participación con una gran actuación

A pesar de que no pudo superar los 5,65m en la final, el santafesino quedó entre los 12 mejores garrochistas del mundo.

El santafesino Germán Chiaraviglio hizo historia en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, ya que en su segunda participación en la máxima cita del deporte mundial se metió en la final de salto con garrocha, en una jornada que fue accidentada por la lluvia que interrumpió la primera pasada en 5.50 metros y luego por un problema en la varilla, ya que falló en varias oportunidades –al igual que en la clasificación del sábado– el sistema para elevarla.
Sin embargo, Chiaraviglio no pudo pelear por el podio al convertirse en el tercer eliminado de los 12 participantes de la final de la competencia.
El atleta integrante de Objetivo Río, junto al palista Rubén Rézola y el nadador Santiago Grassi, necesitó dos saltos para pasar los 5.50 metros, la marca con que se inició la prueba, pero fracasó en los tres intentos que hizo en los 5.65, registro que, a ese momento, ya habían alcanzado cinco de los atletas que competían (a la postre los únicos que lo lograron y que peleaban por las medallas).
La actuación del santafesino de todos modos entró en la historia de esta especialidad, al ingresar -el sábado pasado, con 5.70 metros- en esta definición entre los mejores 12.
La prueba de este lunes fue por demás accidentada. El argentino hizo un primer intento nulo, pero luego la competencia fue reprogramada por las malas condiciones climáticas y Chiaraviglio -con casi dos horas de retraso-, volvió a tener tres intentos en la marca inicial establecida.
Luego, en su segundo salto por los 5.65 metros, se le cruzó un asistente en la carrera y, además, la varilla estaba mal colocada, con lo que el santafesino reclamó ante los jueces y le permitieron repetir el intento.
Pero no hubo caso: volvió a fallar en ese y en el siguiente turno y se despidió de Río 2016.
"Estoy muy feliz con lo que hice en estos Juegos. Para mí es una gran satisfacción haber podido disputar una final en salto con garrocha. Hubo muchos inconvenientes en la clasificación, mientras que el salto de 5.65 metros hubo uno que fue muy bueno y en otra se me cruza un juez por delante de la corredera. Sin embargo no fui tan clarito como en la clasificación pero tiene que ver un poco con el cansancio, con el día y el viento que soplaba mucho, además hay que agregarle la lluvia", comenzó diciendo el santafesino.
Y agregó: "Siento que me costó más pasar todas las alturas y la verdad que ese intento casi válido era para aprovecharlo pero son cosas de la vida ya que les llovió a todos por igual, lo de los parantes fue para todos aunque lo del juez que se cruzó por delante fue para mí, pero me tocó así y me voy feliz con esta experiencia, ya que de todo se aprende. Estoy conforme de haber estado entre los mejores 12 competidores del mundo y a la altura de los grandes. Fueron muchos años en los que luché para estar acá, es algo muy lindo".

Comentarios