Escenario
Miércoles 27 de Julio de 2016

Cielo Razzo abrirá la Bienal de Arte Joven de la UNL

El 2 de septiembre la banda rosarina dará un recital en el Patio de la Reforma de la Facultad de Ciencias Jurídicas a partir de las 22. La presentación será luego del espectáculo "Virtmia" a cargo de Proyecto Emigrante.

La banda Cielo Razzo será la encargada de dar el comienzo musical de la 12ª edición de la Bienal de Arte Joven. El recital de estos músicos rosarinos será el viernes 2 de septiembre, a partir de las 22, en el Patio de la Reforma de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Cándido Pujato 2751, con entrada libre y gratuita.
El grupo está integrado por Pablo Pino, en voz; Diego Almirón y Fernando Aime, en guitarras y coros; Cristian Narváez, en bajo; y Javier Robledo, en batería, y Marcelo Vizzarri en teclados y Carlo Seminara en percusión como músicos invitados permanentes. Durante la primera noche musical harán un recorrido por sus 23 años de trayectoria luego de que finalice el espectáculo "Virtmia" a cargo de Proyecto Emigrante en la explanada del Rectorado.
La Bienal de Arte Joven es organizada por la Universidad Nacional del Litoral y se realizará del 2 al 10 de septiembre en las instalaciones del Foro Cultural UNL , 9 de Julio 2150, y el Rectorado de la UNL, Bv. Pellegrini 2750, con entrada libre y gratuita.

Tras los años del rock rosarino
Cielo Razzo se formó en Rosario a principios de 1993 a través de Nano y Narvy, quienes convocaron también a los primeros integrantes de la banda que ensayaban en el barrio de Ludueña. Con el correr de los meses, Pablo Pino se hizo cargo de la voz de la banda para debutar en público en diciembre de ese año. Sin nombre definido, el apodo "Cielo Razzo" surgió en alusión a la anécdota de los ensayos de la banda en el techo de una casa.
En 2001 se concretó la grabación de "Buenas", su primer trabajo discográfico. La salida de este álbum generó un crecimiento en convocatoria sin precedentes para la banda con un comienzo de giras por Buenos Aires y el interior del país. En 2003 llegó "Código de Barras", su segundo material de estudio que convocó a Marcelo Vizarri en teclados quien desde ese momento se afianzó como músico invitado para todas las presentaciones en vivo.
Luego llegaron "Marea" (2005), Audiografía (2006), "Grietas" (2007), "Compost" (2010), "Crónica" (2012) y "Sideral" (2013). Finalmente, en noviembre de 2015 salió a la venta el último disco de estudio "Tierra Nueva" promocionado con "Ventana", su primer corte de difusión. Actualmente la banda lleva adelante el Tierra Nueva Tour 2016 con diferentes presentaciones en el interior del país entre las que se incluyen su presentación en la Bienal de Arte Joven.

La Bienal en números
Cerraron las inscripciones para la 12ª edición de la Bienal de Arte Joven con un balance total de 411 trabajos presentados en los cinco campos expresivos. De esa cantidad, 78 de ellos pertenecen a la categoría A (13 a 18 años) y 333 a la categoría B (19 a 30 años).
En música se registró una totalidad de 120 propuestas; en letras, 80; en audiovisuales, 34; en escénicas, nueve; y en visuales, 168. El proceso de selección de las mismas se realizará durante todo agosto por un jurado especializado en cada disciplina.
La Bienal de Arte Joven es organizada por la Universidad Nacional del Litoral y la Federación Universitaria del Litoral y se realizará del 2 al 10 de septiembre en las instalaciones del Foro Cultural UNL, 9 de Julio 2150, y el Rectorado de la UNL, Bulevar Pellegrini 2750, con entrada libre y gratuita.

Cultura joven
Desde hace dos décadas, impulsada por la Secretaría de Cultura de la Universidad Nacional del Litoral y la Federación Universitaria del Litoral, el arte y la cultura emergentes de la ciudad y la región encontraron su lugar de expresión en la Bienal de Arte Joven.
La 12ª edición comienza a gestarse con nuevas propuestas y convocatorias que se suman a los recitales, clínicas, talleres, debates y demás actividades que ya forman parte de este formato de exhibición.
En su trayectoria, la Bienal contó con la participación de miles de jóvenes provenientes de diferentes disciplinas artísticas y una multitudinaria cantidad de espectadores que han sido testigos de esta experiencia y se han apropiado de diversos espacios de la ciudad en el Foro Cultural como en el Rectorado de la Universidad, sitios que han servido como punto de encuentro y resignificación de la cultura regional.


Comentarios