Policiales
Martes 20 de Septiembre de 2016

Cinco agentes de la Comisaría 26ª fueron pasados a disponibilidad

Fue a raíz de la evasión de un presunto ladrón que fue detenido el sábado en Bº Pompeya tras un intento de robo. El caso es investigado por la Justicia aunque todavía no hay imputados. En nueve meses, 21 policías fueron apartados en el ámbito de la UR I

Cinco agentes policiales que prestan servicios en la Comisaría 26ª del barrio Pompeya, entre ellos el jefe, fueron pasados a disponibilidad tras descubrirse que un joven aprehendido por una presunta tentativa de robo, se evadió del lugar en la madrugada del sábado pasado. La medida fue dispuesta por el titular de la Secretaría de Control de la Fuerza, David Reniero, mientras que los pasos judiciales continuarán, por el momento, a cargo de la fiscala del MPA, Milagros Parodi.

El caso no solo dejó al descubierto el procedimiento de detención policial, sino la lamentable estructura edilicia con la que cuenta la dependencia ubicada en el norte de la ciudad, ya que el lugar donde deben ser alojados los detenidos funciona como un depósito de motovehículos.

Huyó por el patio

El hecho sucedió en la noche del sábado. Un muchacho fue aprehendido luego de un intento de robo con un arma de fuego –presuntamente no apta para el disparo, aunque esperan los peritajes– en un comercio de la zona y luego trasladado hacia la Comisaría Nº 26 de calle San Lorenzo al 8700, en pleno barrio Pompeya. Allí permaneció durante unas horas.
Embed

Al día siguiente, a las 8 aproximadamente, el cuerpo de efectivos avisó a la fiscala en turno del Ministerio Público de la Acusación, Milagros Parodi, para que determine si ordenaba que el presunto ladrón quede detenido para ser imputado en tribunales o sea liberado. En este sentido, la funcionaria judicial ordenó que siga aprehendido para iniciar la investigación penal del hecho por el que se lo retuvo. Minutos después de aquel aviso, los efectivos a cargo de la custodia le confirmaron a Parodi que el detenido se había escapado y no se logró su paradero.

Tras la confirmación del hecho, la Secretaría de Control de la Fuerza, a cargo de David Reniero, ordenó el inmediato pase a disponibilidad de los cinco funcionarios policiales, ya que entendió que a todos les incumbía un cierto grado de responsabilidad. Los mismos fueron identificados como: A.B., E.C., G.K., A.L. y L.M.
Embed

Apartados y con proceso judicial

Pese a que Reniero manifestó este martes en rueda de prensa que los empleados policiales habían sido imputados, Diario UNO confirmó que desde la Fiscalía esperan el sumario administrativo para así continuar con la investigación y por lo tanto determinar si los agentes son imputados por el delito de "facilitamiento de la evasión e incumplimiento de los deberes públicos" o son absueltos y vuelven a sumarse a la fuerza.

Siguen sumando

Con el pase a disponibilidad de los cinco agentes, ya son en la actualidad 21 funcionarios públicos del ámbito policial de la Unidad Regional I los separados de la fuerza en los nueve meses del año. Los mismos se encuentran apartados por estar vinculados en hechos investigados por la Justicia: apremios ilegales; mal desempeño de los deberes de funcionario público u otro delito.

Comentarios