informacion_general
Lunes 04 de Enero de 2016

Cinco excelentes ejercicios para quienes le escapan al gimnasio

Actividades que ayudan mantener el peso bajo control, mejoran el equilibrio y el movimiento, fortalecen los huesos, previenen enfermedades y hasta mejoran la memoria.

El escenario de un gimnasio puede ser intimidante para algunos que, sin ser atletas o deportistas natos, quieren entrenarse para mejorar su salud o para que la ropa les quede mejor. Para muchos, el solo hecho de usar cintas de correr, bicicletas estáticas y máquinas de pesas puede ser suficiente para hacerlos desplomar en el sillón y renunciar de antemano.
Sin embargo, algunas de las más beneficiosas actividades físicas no requieren asistir a un gimnasio. Hay "entrenamientos" alternativos que puede hacer maravillas para la salud. Ayudan a mantener el peso bajo control, mejoran el equilibrio y el movimiento, fortalecen los huesos, protegen las articulaciones e incluso mejoran la memoria.
Prácticamente cualquiera puede practicar las siguientes actividades, recomendadas por la Escuela de Medicina de Harvard para mantenerse en forma y disminuir los riesgos de contraer enfermedades:
1 - Natación. Podemos considerarla el entrenamiento perfecto. Al flotar, disminuye el impacto y la tensión de las articulaciones. Se demostró que puede mejorar el humor y la salud mental. La gimnasia acuática es otra opción eficaz para quemar calorías y tonificar.
2 - Tai Chi. Un arte marcial chino que incorpora el movimiento y la relajación y beneficia tanto al cuerpo como a la mente. Debido a que las clases se ofrecen en varios niveles, es accesible para personas de todas las edades y grados de condición física. Es especialmente bueno para las personas mayores porque privilegia el equilibrio, algo que se pierde con el paso de los años. Además, es fácil encontrar dónde aprenderlo; se practica incluso en plazas y clubes sociales barriales.
3 -  Caminatas. Se trata de una actividad tan simple como poderosa. Ayuda a mejorar los niveles de colesterol, fortalecer los huesos, combatir la osteoporosis, mantener la presión arterial bajo control, levantar el estado de ánimo y reducir el riesgo de varias enfermedades (diabetes y enfermedades del corazón, por ejemplo). Todo lo que hace falta es un buen par de zapatillas. Consejo: comience con caminar durante unos 10 o 15 minutos. Con el tiempo puede comenzar a aumentar las distancias y la velocidad, hasta llegar a caminar de 30 a 60 minutos casi todos los días de la semana.
4 - Ejercicios de Kegel. Estos ejercicios hacen algo tan importante como fortalecer los músculos del suelo pélvico que sostienen la vejiga y prevenir la incontinencia. Muchas mujeres están familiarizados con los ejercicios de Kegel, que entre otras cosas favorecen la actividad sexual. Estos ejercicios pueden beneficiar tambien a los hombres. Para hacer un ejercicio de Kegel correctamente, apriete y suelte los músculos que usaría para detener la micción. Alterne contracciones veloces con otras más largas (manteniendo estas últimas durante 10 segundos, y relajando en el lapso de otros 10 segundos). Haga hasta tres series diarias de 10 a 15 ejercicios de Kegel.
5 - No olvide la diversión. Muchas de las cosas que hacemos por distracción (e incluso por trabajo) cuentan como ejercicio. Bailar cuenta como ejercicio, y jugar con los hijos o nietos también. Mientras realice algún tipo de ejercicio aeróbico por lo menos 30 minutos al día, usted puede considerarse una persona "activa".

Comentarios