Ovación
Viernes 15 de Julio de 2016

Colón estiró la definición en el Dos Orillas

El Sabalero venció a Unión por 72-63 en la segunda final de la Copa de Plata del Torneo Dos Orillas. El campeón se definirá el martes en el Malvicino.

Colón venció a Unión en el gimnasio Roque Otrino por 72-63 e igualó la serie final de la Copa de Plata del Torneo Dos Orillas. Con este resultado, el próximo martes en el Ángel Malvicino se jugará el cotejo definitorio.
Buen inicio de Colón, que no tuvo a Lorenzetti por lesión. Su reemplazante, D'amelio fue el encargado de abrir la cuenta con dos conversiones al hilo. Si bien Ezequiel Perezlindo rompió la sequía Tate, un triple de Azuaga trajo tranquilidad. A pesar de ello, los dos confundían vértigo con velocidad hasta que Ferrari frenó las acciones (9-5 Colón a los 4'30''). A la salida, el anfitrión estiró la diferencia (13-5). Los rojiblancos reaccionaron de la mano de Jordi Godoy pero Ferrari recibió una falta técnica por protestar. El tanteador se equiparó en el tramo final del primer cuarto aunque el rojinegro puso con 3 faltas a su base natural Miyen Godoy y con un intratable Ezequiel Perezlindo (8) Unión lo dio vuelta 15-14. Pero no se sacaron diferencias y con muchas faltas (16 en total) se fueron al descanso igualados en 17.
Colón tuvo una buena racha en el amanecer del segundo peldaño, con un gran doble de Salomón y posterior posteo de Dellagustina (21-17). El Tate movía la bola ante la defensa zonal del rojinegro pero no encontraba eficacia. En 5' se mantenía la distancia para los locales (25-21). El aporte de Salomón (5) le daba réditos a los de Solari y una puerta de atrás de Dellagustina (11) puso la máxima (29-23). Ferrari detuvo las acciones y a la salida, con intensidad, atrapes y corridas los colonistas se distanciaron 32-23. La misma tónica continuó hasta que se fueron a los camarines con victoria de Colón por 35 a 27.

A pura garra
Con mucha paciencia para rotar la bola y la misma intensidad de la etapa inicial a la hora de defender, Colón agrandó la diferencia con una bomba de Niello (6) y dos libres de Salomón (40-27 a los 2'). La fricción se apoderó de los protagonistas y el juego sufrió permanentes cortes. El base visitante Carboni (5) empezó a tomar decisiones mientras el dueño de casa se cargó de faltas con una banca corta (44-35 a los 4'). Ya las ofensivas empezaban a ser más largas por parte de Colón siempre con la intención de administrar su renta. Los 3' finales tuvieron la descalificación de Ferrari por otra técnica (49-38). Un buen regreso de D'amelio (16) le sirvió a Colón para apoderarse del segmento por 57 a 47.
El último cuarto tuvo muchos condimentos y los jueces no dejaron pasar las protestas. Colón mantenía la diferencia y Carboni fue el primero en abandonar la cancha por infracciones a los 2'30'' (60-48). El Tate sacó fuerzas desde donde casi no tenía para pelear, aunque un triple de Salomón le puso freno (63-52 a los 4'). Siempre extendiendo la defensa, el quinteto que intentaba ordenar Víctor Cepeda desde afuera llegó vivo a los instantes finales. Y los triples le dieron de comer (Sauan, Juan Perezlindo). Un robo con falta de Dellagustina sepultó la angustia de Colón con apenas 2'34'' por disputar (66-58). Y los libres hicieron el resto para estirar el suspenso respecto al ganador de la Copa de Plata.