Ovación
Viernes 18 de Marzo de 2016

Colón: Hacer valer el peso específico

El Sabalero intentará marcar las diferencias respecto de su rival, teniendo en cuenta el presente de ambos equipos y la posición en la tabla que ostenta el Sabalero

La mayoría coincide en que los clásicos son partidos aparte y que los antecedentes no cuentan. Es decir que no importa demasiado cómo vienen en la tabla a la hora de jugar este tipo de encuentros, ya que los futbolistas sacan a relucir un plus cuando pisan el campo de juego. El factor anímico en muchas ocasiones prevalece por sobre el futbolístico y eso se manifiesta cuando equipos que vienen mal se levantan en un derby aún cuando su rival está mejor en todos los aspectos.
 
Hoy no caben dudas de que Colón llega mejor al choque de este sábado, pero también habrá que decirlo, el año pasado era Unión el que pintaba como favorito y sin embargo no pudo ganar ninguno de los dos partidos ,y además, fue superado futbolísticamente por el Sabalero, sobre todo en el primer juego.
 
 
Por ello, en esta clase de cotejos no se puede gastar a cuenta respecto a lo que pueda suceder, porque el aspecto mental es fundamental y el que maneje mejor esa cuestión tendrá más chances de ganar. Controlar las emociones es vital para no pasarse de rosca y confundir los tantos entre jugar con personalidad y pegar una patada que pueda dejar a alguno de los equipos con un hombre menos. 
 
 
El equipo que conduce Darío Franco viene de golear a River y en consecuencia el ánimo es el mejor para jugar ante Unión. En el último partido varios jugadores recuperaron su nivel, entre ellos Alan Ruiz quien es el futbolista más desequilibrante que tiene el plantel rojinegro. Si el 10 está en su tarde las chances de que Colón gane crecen exponencialmente.
 
Se sabe que cuando se enchufa el Sabalero juega a otro ritmo y se enciende la esperanza de hacer un buen partido. Sucedió en el último compromiso ante el Millonario cuando en un puñado de minutos definió el partido, pero antes lo había empatado cuando el trámite del partido era desfavorable.
 
 
Es por eso que en Colón todos rezan para que Ruiz se levante con el pie derecho y saque a relucir toda su jerarquía en el partido más importante del torneo. Si la rompe y marca un gol sin dudas que entrará en la galería de los ídolos a los cuales siempre el Clásico los terminó marcando y a Ruiz le hace falta ese cotejo consagratorio ante Unión.
 
Respecto del equipo que confirmó Darío Franco, quizás la apuesta más importante esté dada en la presencia de Osvaldo Barsottini quien hace un mes no juega de manera oficial y además recién el martes comenzó a entrenarse con sus compañeros. A favor del entrenador es que lo conoce ya que lo pidió y además lo dirigió en su paso por Instituto.

De esta manera el que saldrá de la formación titular será Ismael Benegas. Por su parte, la otra modificación asoma como más lógica dado que ante la lesión de Diego Lagos el cuerpo técnico se inclinó por Nicolás Silva, quien entró bien ante Central e Independiente pese a las dos derrotas.
 
El ex-Boca Unidos le brinda mayor explosión al sector izquierdo por ser más vertical y profundo que Lagos. Colón, con su propuesta conocida, intentará acorralar a Unión y hacer pesar su contundencia ofensiva. Está obligado a hacerlo para ganar y cortar la racha de tres partidos sin festejos en el Clásico.

Comentarios