Colón
Sábado 22 de Octubre de 2016

Colón perdió ante Patronato: mucho esfuerzo y poco fútbol

El Sabalero cayó ante el equipo paranaense por 1-0 con gol de un ex-colón, Fernando Telechea, a los 5' de la primera etapa. Así, el elenco santafesino registra su segunda caída de manera consecutiva. Mientras que Patronato ganó su primer partido como visitante en la máxima categoría

Colón encadenó su segunda derrota consecutiva y además perdió el invicto como local. Una señal de alarma que se activó en el partido ante Vélez y que nuevamente sonó en el Brigadier López luego de caer frente a Patronato por 1-0. Si bien en esta oportunidad el equipo manejó el balón como no lo había hecho a lo largo de todo el campeonato, la realidad indica que cuando lo tuvo poco pudo hacer en los metros finales.
Le faltaron ideas, profundidad y por eso mas allá de monopolizar la pelota generó muy poco frente al arco custodiado por el experimentado Sebastián Bértoli. Jugó mejor en el primer tiempo que en el segundo, pero está claro que no alcanzó y ante un rival limitado pero muy ordenado como el Patrón terminó sucumbiendo y cayendo ante su gente.
Pese al flojo rendimiento evidenciado en el anterior encuentro, Paolo Montero decidió ratificar el esquema táctico con línea de tres y metió a Ismael Blanco en lugar de Tomás Sandoval. La idea era sumar gente en el medio, ante las dos líneas de cuatro que iba a plantar el conjunto entrerriano. Pero el tempranero gol de Fernando Telechea a los 4' modificó todos los planes.
Embed

El equipo dirigido por Rubén Forestello se retrasó en demasía y le cedió el balón al Sabalero que a excepción de algunas acciones no supo que hacer con él. Pese a controlar el juego, en esos primeros 45' generó una sola situación concreta de gol mediante un cabezazo de Pablo Ledesma a la carrera y dentro del área chica que tuvo la notable respuesta de Bértoli para desviar el remate y evitar el tanto del local.
Embed

Colón más que atacar avanzaba y Patronato estaba muy cómodo en ese libreto de esperar con todos sus futbolistas detrás de la línea de la pelota para apostar a una contra que nunca llegaba por la lentitud de Matías Quiroga. Al punto tal que el Yagui Forestello decidió reemplazarlo cuando se disputaban apenas 35' para que ingrese el también ex-Unión Nicolás Bertocchi.
Y esa variante le vino mejor a Patronato, dado que el volante se acopló más a la mitad de la cancha para luego intentar salir rápido de contra. De hecho en los minutos finales Patronato tuvo dos aproximaciones al arco defendido por Jorge Broun con un remate de Gonzalo Espinoza y el restante de Bertocchi. El partido se había jugado en campo de Patronato pero esa dominación no se tradujo en opciones como para marcar.
De todos modos a la hora de hacer un balance, lo más justo en esos primeros 45' era el empate, más allá de los enormes problemas que padece el Sabalero cuando se trata de resolver dentro del área. Las ganas y el empuje siempre estuvieron presentes, pero es obvio que a Colón le falta un futbolista que juegue y haga jugar a sus compañeros. Que se haga cargo de la conducción.
Sino resulta complicado llegar con peligro al arco rival, dado que se torna un equipo absolutamente previsible que termina apostando por jugar la pelota por arriba. En consecuencia tanto Silvio Andrade como Renzo Vera se cansaron de ganar por la vía aérea resolviendo sin dificultades los pelotazos que proponía Colón como arma ofensiva. Si bien Patronato prácticamente no atacó desnudó varias falencias del local cuando debía retroceder con la línea de tres.
Por ese motivo para jugar el segundo tiempo, Montero dejó en los vestuarios a Guillermo Ortiz para que ingrese Christian Bernardi, de este modo el equipo volvió a marcar con cuatro defensores.
Los centrales fueron Germán Conti y Guillermo Ortiz y los laterales Lucas Ceballos y Iván Torres. No obstante esta modificación que asomaba como muy razonable no mejoró al equipo que siguió teniendo la pelota pero adoleciendo de eficacia. Llegaba hasta el borde del área y se le nublaba el panorama. Patronato estaba tranquilo y con el oficio de sus defensores y el arquero llevaba el partido de una manera muy cómoda.
Montero hizo debutar a Juan Ignacio Bauza y el pibe se animó siempre a jugar el mano a mano con Lucas Márquez aunque perdió mucho más de lo que ganó. En cambio el ingreso de Bernardi no aportó absolutamente nada, ya que el ex-Instituto fue demasiado indolente sacándose la pelota de encima y no proponiendo jamás el pie a pie para desnivelar.
Más tarde pisó el campo de juego Tomás Sandoval en un intento desesperado por acumular gente en ataque pero sobre todo dentro del área. El juvenil tuvo una chance pero su disparo de puntín a metros del arco se fue desviado. Y la más clara sin dudas estuvo en la cabeza de Ismael Blanco quien a los 43' metió en frentazo y el balón se fue muy cerca del caño derecho del arco visitante.
Con esa acción se fueron las ilusiones de Colón de llegar al empate y acumuló una nueva frustración que ya debería ser preocupante para el cuerpo técnico y el plantel sabalero. En siete fechas es tarea complicada dilucidar el plan de juego que tiene Colón. Y encima en estos últimos dos partidos el entrenador comenzó a fallar mucho más de lo que acertó.
Se equivocó en los cambios ante Vélez relegando demasiado al equipo y metiendo cambios para sostener el empate que luego se tradujo en derrota. Y tanto los ingresos de Bernardi como de Bauza no fueron solución. Por su parte, está claro que el sistema implementado no mejoró a los futbolistas a los cuales se los notó incómodos con la línea de tres.
Ortiz venía siendo uno de los mejores jugadores del equipo y ante Vélez y Patronato jugó mal y encima debió quedarse en los vestuarios. Conti mejoró en la segunda etapa cuando volvió a las fuentes, pero en el primer tiempo los expuso demasiado a estos dos futbolistas en cada salida desde el fondo. Por lo cual no caben dudas que debe volver a marcar con cuatro defensores en un sistema más convencional. Pero además de eso tendrá que mejorar y mucho en ataque, donde no encuentra respuestas a todo lo que fue probando. Desde aquel gol de penal del Sungui Blanco a Talleres que ningún delantero puede marcar y eso sí es para preocuparse.

Comentarios