Colón
Domingo 30 de Octubre de 2016

Colón volvió al triunfo ante Atlético de Rafaela, con goles de Conti y Sandoval

En la Perla del Oeste, Colón superó a Atlético de Rafaela por 2-0 y de esta manera cortó una racha de dos derrotas consecutivas. Los goles del Sabalero fueron convertidos por Germán Conti y Tomás Sandoval, ambos futbolistas surgidos de las inferiores rojinegras

Practicidad, eficacia y solidez fueron los argumentos principales que mostró Colón en Rafaela para superar con justicia a Atlético y volver a la senda victoriosa luego de dos caídas. El equipo sabalero recuperó el orden defensivo, atributo fundamental que le había permitido en las primeras cinco fechas sumar 11 unidades. Pero además levantaron el nivel los mediocampistas y eso hizo que fuera más compacto, y equilibrado en la zona media.

Embed

Embed

Arrancó mejor Atlético de Rafaela al menos mostrando mayor ambición e ímpetu como para jugar en campo de Colón. Eso se evidenció en los primeros 20' más allá de no tener profundidad en los últimos metros. En base a la velocidad de sus delanteros y al trabajo interesante por derecha de Gabriel Gudiño la Crema merodeó el arco custodiado por Jorge Carranza, dado que cuando se jugaban dos minutos Jorge Broun sufrió una lesión en su tobillo izquierdo y debió ser reemplazado.
En consecuencia ingresó el ex-Godoy Cruz quien en sus primeras dos intervenciones mostró dudas a la hora de salir a cortar un par de centros. Pero con el correr de los minutos se afianzó y terminó siendo una de las figuras del Sabalero en esa primera etapa.
De a poco Colón se adelantó en el campo de juego, y comenzó a ganar las segundas pelotas para controlar la zona media. Le faltaba potencia en el ataque, pero al menos se había acomodado mejor a las circunstancias del encuentro. Atlético bajaba en intensidad y el equipo rojinegro en base a su oficio y experiencia controlaba el juego.
El conjunto local no dispuso de situaciones claras como para marcar pero en un par de jugadas Carranza estuvo muy atento primero para neutralizar una gran acción individual de Gudiño y luego para cortar un centro que podía transformarse en gol. Colón recién llegó al arco defendido por Lucas Hoyos a los 37' con un cabezazo de Gerónimo Poblete que encontró las manos del 1 rafaelino.
El balón se fue al córner y desde el costado izquierdo ejecutó Iván Torres para que Germán Conti con un estupendo cabezazo que tuvo dirección y potencia estableciera el 1-0. En un partido parejo Colón se ponía en ventaja a través de una pelota quieta como para ganar en tranquilidad.
La Crema acusó el golpe e intentó revertir la historia pero no estuvo preciso en el área rival. Fernando Luna con un disparo débil y Teodoro Paredes con un cabezazo buscaron llegar a la igualdad. Pero Colón también tuvo la chance de marcar el segundo en una desatención defensiva ya que Eros Medaglia cabeceó en contra de su arco y el balón se fue muy cerca del caño derecho de Hoyos.
En un primer tiempo discreto y por momentos mal jugado, Colón supo hacer negocio mediante el balón parado algo habitual en una cancha de dimensiones reducidas en donde cualquier tiro libre implica grandes chances de llegar al gol.
Para jugar el segundo tiempo Montero decidió el ingreso de Guillermo Ortiz en lugar de Raúl Iberbia por lo cual Emanuel Olivera pasó a jugar como lateral izquierdo, pero el ex-Boca Unidos fue otro de los lesionados y por eso cuando se jugaban 7' debió salir para que entre Fidencio Oviedo.
Colón había agotado las variantes cuando aún faltaba mucho por jugar en un partido accidentado para el elenco sabalero. En ese comienzo de la etapa complementaria, la Crema salió decidida a empatarlo y dispuso de dos chances como para hacerlo. Primero con un cabezazo de Ramiro Costa que se fue por arriba del travesaño y luego con un disparo de Mauro Albertengo que encontró el cuerpo de Carranza enmendando su error ya que había salido a destiempo a cortar un centro.
Luego de esa acción y en otra pelota detenida el Sabalero terminó por definir el pleito. Desde el costado derecho ejecutó Lucas Ceballos, en el primer palo peinó Ismael Blanco y por el segundo palo apareció Tomás Sandoval para ganarle el duelo al defensor y anticipar con el pie derecho casi debajo del arco y decretar el 2-0.
Si bien quedaba media hora, daba la sensación que el equipo conducido por Montero comenzaba a cerrar la historia, ya que Atlético no tenía demasiada claridad en ataque y además Colón estaba bien plantado, sin sufrir sobresaltos más allá de las dos jugadas antes mencionadas que pudieron darle el empate transitorio.
Incluso en el final del juego, Colón pudo aumentar el resultado, dado que Sandoval tuvo dos chances muy claras como para anotar el tercero. En una cabeceó dentro del área y la pelota se fue muy cerca del caño derecho y la última cuando se jugaba tiempo de descuento tras una gran maniobra personal remató a la carrera y el balón se fue desviado. A esa altura del encuentro estaba más cerca Colón de golear que Rafaela de descontar.
En estos casos cuando se viene de una racha negativa lo importante es sumar más allá del funcionamiento. Colón no podía permitirse sumar una derrota más y ante un rival directo. De allí lo fundamental e imperioso que resultó la victoria para seguir subiendo en la tabla de los promedios y mirar el futuro con mayor optimismo.
En una cancha por demás de complicada y ante un rival que venía invicto jugando en su casa, el Sabalero sacó pecho se sobrepuso a las adversidades de las lesiones y terminó manejando el partido con mucha comodidad. No parece poco para un equipo que había soportado dos traspiés. Pero además volvió a mantener el cero en su arco y eso genera mucha tranquilidad. Está claro que deberá seguir mejorando en cuanto a la generación de juego, pero ganando es más fácil hacerlo. Al fin y al cabo Colón se puso de pie y eso es lo más importante.

Comentarios