Colón
Jueves 12 de Octubre de 2017

Apuesta al desorden ofensivo

Eduardo Domínguez tiene pensado jugar con tres puntas frente a Temperley aunque el esquema táctico no está definido (podría ser 4-4-2 o 4-3-3) ya que la idea es que los jugadores varíen la posición.

Luego del partido ante San Lorenzo en diálogo con la prensa Eduardo Domínguez manifestaba conformismo por el resultado obtenido y destacaba la solidez defensiva, pero en contrapartida admitía que al equipo le estaba faltando en ataque sobre todo en el último pase.

Por ese motivo y teniendo en cuenta que juega ante Temperley como local, el DT tiene en mente apostar por una formación más ofensiva tratando de buscar mayor contundencia en ataque, pero además ser menos previsible en ataque. Con futbolistas que vayan mutando de posición.

En consecuencia, el único jugador que mantendría su posición en la mitad de la cancha sería Matías Fritzler como el volante más retrasado, pero después Pablo Ledesma y Cristian Guanca tendrían mayor libertad para moverse por distintos lugares.


Pero sin dudas, que la variante más importante sería el ingreso de Tomás Chancalay en lugar de Christian Bernardi, de esta manera se podría decir que Colón por primera vez desde la llegada de Domínguez jugaría con tres delanteros desde el arranque.

Si bien en el torneo pasado, el Sabalero jugó con dos puntas definidos y Nicolás Silva por el carril, en ese caso el Mosquito hacía las veces de carrilero, en este caso Chancalay si bien tendría la obligación de ocupar posiciones por la banda a la hora de retroceder, su principal objetivo sería asociarse en ataque con Nicolás Leguizamón y Diego Vera.

De esta manera, la idea es no tener posiciones fijas y que el oriundo de Viale pueda aparecer tanto por las bandas como por el centro en una especie de media punta. Por lo cual le aportaría mayor dinámica y vértigo al ataque. En este caso el que dejaría su lugar en el equipo sería Christian Bernardi.

Por su parte, el otro cambio será el ingreso de Clemente Rodríguez recuperado de una contractura en el aductor izquierdo que lo marginó del compromiso ante San Lorenzo. Por ello, el que saldrá será Marcelo Estigarribia quien ocupará un lugar en el banco de relevos.


Respecto al esquema táctico es factible que continúe el 4-4-2 con Chancalay por izquierda o por derecha dependiendo donde se ubique Guanca. Aunque por momentos puede ser un 4-3-3 con Ledesma volcado a la derecha, Fritzler por el centro y el Chino por izquierda.

Aunque esta cuestión no esté definida, lo más trascendente es que Domínguez se hace cargo y es consciente que al equipo le falta de mitad de cancha hacia adelante y trabaja en ese aspecto. De allí la chance concreta de poner en cancha una propuesta más audaz para recuperar contundencia y volver al triunfo en condición de local.

Así las cosas, el probable 11 para jugar ante Temperley el próximo sábado desde las 14.05 y con el arbitraje de Hernán Mastrángelo sería con: Domínguez, Toledo, Conti, Ortiz, Rodríguez; Guanca, Ledesma, Fritzler, Chancalay; Leguizamón y Vera.