Colón
Martes 30 de Agosto de 2016

Colón se trajo una sólida victoria en su estreno

En el debut de Paolo Montero, Colón superó como visitante a Aldosivi por 2-0. Los goles del conjunto rojinegro fueron marcados por Ismael Blanco en la primera etapa, y en el complemento Diego Lagos estableció el segundo. En la próxima fecha el Sabalero visitará a Banfield

El Sabalero pisó fuerte en el arranque y logró un triunfo importante y trabajoso ante Aldosivi por 2-0. Si bien no le sobró mucho, terminó justificando el resultado final. Los goles fueron convertidos por Ismael Blanco y Diego Lagos.

En un primer tiempo parejo Colón se puso en ventaja mediante una excelente asistencia de Gerónimo Poblete y una aparición sorpresiva de Ismael Blanco para ganarle en velocidad a los defensores de Aldosivi y definir a la carrera. Si bien el balón pegó en el travesaño, el rebote le quedó al Sungui y entre el delantero rojinegro y Federico León la terminaron enviando al fondo del arco. En ese momento se jugaban 22 minutos y hasta allí el Sabalero había sido superior a su rival.

Mediante el buen manejo del balón por parte de Poblete, la presencia de Adrián Bastía sumado a la movilidad de Christian Bernardi por la derecha, el equipo rojinegro jugaba en el campo del Tiburón sin demasiada profundidad pero mostrando un juego atildado y priorizando que el balón corriera siempre por abajo.

Antes de gol, el Sungui había avisado con un cabezazo que se fue desviado en tanto que Aldosivi había generado una opción de gol a través de un cabezazo de Jonatan Galván que Jorge Broun mandó al córner. Luego de establecer la ventaja el elenco visitante se fue retrasando en el campo de juego.

Perdió el balón y permitió que Aldosivi se adelantara, eso hizo que el equipo conducido por Fernando Quiroz llegase en un par de ocasiones con peligro hacia el arco custodiado por Fatura Broun. La más clara fue a los 42' cuando los marcadores centrales se pararon en línea y eso permitió que Sebastián Penco picara habilitado.

Pero el delantero definió muy mal con un remate suave y desviado.En los minutos finales se observó lo peor de Colón dado que Aldosivi lo fue arreando con más ganas que fútbol y por eso perdió fluidez en la zona media. Tal es así que fue desapareciendo Bernardi, Pablo Ledesma no lograba meterse en el partido e Iván Torres no pesaba por la izquierda.

En consecuencia Blanco quedaba muy aislado en el ataque y entonces terminaba perdiendo con los centrales del conjunto marplatense. El final de la etapa fue la mejor noticia para Colón ya que su rendimiento había sido claramente de mayor a menor.


La etapa complementaria arrancó con la misma tónica, dado que el Tiburón siguió buscando y Colón se replegó para intentar salir de contra. Bien parado y sin sufrir en defensa el equipo que dirige Paolo Montero intentó sacar provecho de las desatenciones defensivas que tuvo el equipo local.

Sin embargo le faltaba precisión en los metros finales ya que no podía terminar bien la jugada. Una trepada por derecha de Lucas Ceballos cuando se jugaban 26' pudo haber sido el segundo tanto, pero el arquero Matías Vega estaba bien ubicado y logró controlar el fuerte disparo del lateral derecho.

Antes cuando se jugaban 21' a instancias del juez de línea, Germán Delfino decidió sancionar posición adelantada una acción de Sebastián Penco que finalizaba con el balón dentro del arco de Broun tras un tiro de esquina. Luego se pudo constatar que el delantero estaba habilitado y en consecuencia era gol de Aldosivi.

A esa altura del cotejo el resultado parcial era injusto dado que el Tiburón hacía los méritos como para llegar a la igualdad. Pero más por el quedo de Colón que por virtudes propias. De todos modos, al equipo sabalero nunca se lo vio desbordado ya que si bien había perdido el balón su rival no le generaba claras situaciones de gol y Broun no tenía que intervenir.

Un muy buen partido de Germán Conti fue fundamental para sostener el cero en el arco ayudado también por Guillermo Ortiz y el resto de los defensores que redondearon un aceptable trabajo al igual que el arquero sabalero, que descolgó varios centros.

Aldosivi atacaba como podía y Colón esperaba agazapado para dar el zarpazo. Y eso sucedió a los 36' cuando aprovechó una contra y Diego Lagos que había ingresado en el complemento con un cabezazo sentenció la historia. Fue el propio Lagos el que inició la jugada cediendo a un costado para Blanco quien con mucha astucia envió el centro al segundo palo para que el ex-Aldosivi metiera la cabeza. El 2-0 a falta de 10' para el final fue lapidario para el equipo local y absolutamente tranquilizador para la visita.

En ese lapso el local fue en la búsqueda del descuento, pero encontró la cabeza de Poblete para despejar un balón en la línea cuando todo Aldosivi festejaba el gol.A la hora de analizar el partido de Colón lo primero que hay que rescatar es el resultado, ganar en el debut como visitante y manteniendo el arco en cero es absolutamente auspicioso. Es obvio que se notó a un equipo más concentrado y con otra templanza en relación al del semestre pasado.

Es verdad que quizás le faltó juego y mayor tenencia del balón para defenderse con la pelota, pero ante la necesidad de Aldosivi se vio obligado aretrasarse, algo que resulta lógico cuando los equipos se ponen en ventaja. Los 90 minutos en el José María Minella ratificaron el muy buen nivel que viene sosteniendo desde hace tiempo Poblete y también evidenció la importancia de Conti en el bloque defensivo.

Ambos junto al Sungui Blanco fueron los más destacados en un equipo que cumplió en su primer partido oficial. Es verdad que hay muchas cosas por corregir como es habitual luego de jugarse la primera fecha. Pero siempre es bueno hacer las correcciones en medio de un buen resultado y no al revés.

Se nota que Montero trabajó en el aspecto táctico, ya que se vio un equipo equilibrado, al que prácticamente nunca agarraron mal parado y eso es un buen indicio. La solidez defensiva es uno de los objetivos que se planteó el DT y en su bautismo de fuego lo consiguió. Es solo el comienzo, pero arrancar de esa manera sin dudas que resulta muy tranquilizador.