Colón
Sábado 11 de Febrero de 2017

Colón y Newell's empataron 0 a 0 en Rosario y ya piensan en la revancha

Colón igualó sin goles ante Newell's en el Coloso Marcelo Bielsa, pero el elenco conducido por Eduardo Domínguez jugó gran parte del cotejo con uno menos por la expulsión de Gerónimo Poblete a los 23' del PT. El Sabalero dispuso de las chances más claras para convertir

Los antecedentes con los que llegaba Colón a este partido eran los mejores, dado que de los cinco amistosos de pretemporada apenas había ganado uno y en el último cotejo había sido goleado por Talleres 4-1 en Córdoba. Y debía visitar a Newell's uno de los animadores del torneo.

Por lo cual a la hora de hacer un balance de los 90' termina siendo positivo, no solo por el 0-0 y la valla invicta sino también porque supo bancársela con un jugador menos durante buena parte del cotejo. Con algunos puntos altos, de mitad de cancha hacia atrás, el elenco conducido por Eduardo Domínguez supo acomodarse a las circunstancias del juego sin resignar futbolistas en el ataque, ya que nunca hizo cambios como para meter al equipo atrás.

En un primer tiempo parejo y jugando buena parte con uno menos, Colón dispuso de la chance más clara de gol cuando Ismael Blanco quedó cara a cara con Luciano Pocrnjic y su remate se fue por encima del travesaño. Newell's manejó la pelota pero no tuvo demasiada profundidad y paradójicamente cuando el Sabalero se quedó con 10 por la expulsión de Gerónimo Poblete, el elenco leproso mermó en su dominio territorial.

El conjunto dirigido por Eduardo Domínguez mostró como principal virtud la presión alta para no dejar salir a Newell's con comodidad, fue así como el Sungui le robó el balón a Fabricio Formiliano y se fue directo al arco, aunque falló en el remate final. Y también Poblete dispuso de una chance clara con un disparo a la carrera que el arquero local desvió al córner cuando el balón se metía en el ángulo izquierdo.

Es cierto que en esos primeros 45' Colón careció de volumen de juego, pero ya lo había advertido públicamente Domínguez cuando manifestó que deseaba que su equipo fuera protagonista ya sea con o sin la pelota. Dando a entender que para él no es prioridad monopolizar el balón y eso se notó.

Con un 4-4-2 bien definido el equipo sabalero apostó por mantenerse ordenado de mitad de cancha hacia atrás y cada vez que puso sorprender en ataque con los carrileros (Chistian Bernardi e Iván Torres). Los dos puntas (Nicolás Leguizamón y Blanco) se movieron de espaldas tratando de pivotear para luego picar a los espacios.

En ese trabajo se mostró más participativo Leguizamón, aunque fue el Sungui el que estuvo más cerca del gol. La temprana expulsión de Poblete por tomar de la camiseta a Víctor Figueroa cuando ya estaba amonestado pareció que podía complicar y mucho al equipo. Sin embargo supo acomodarse a la circunstancia, el DT no hizo cambios y Pablo Ledesma se plantó como único volante central cumpliendo una buena tarea.

A Newell's le costó llegar salvo cuando Mauro Formica (el mejor de la Lepra) tomó contacto con el balón. Justamente el Gato en el inicio del encuentro estuvo a punto de convertir de taco luego de bajar la pelota dentro del área con mucha categoría y ensayar un gesto técnico que casi termina con la pelota dentro del arco. El 10 fue el único que inquietó a Jorge Broun con otros dos remates, uno fue desviado y el otro lo controló Fatura sin inconvenientes.

Colón se mostró ordenado en el fondo, cumplieron tanto Germán Conti como Emanuel Olivera y quizás los mayores problemas estuvieron por el costado de Clemente Rodríguez que evidenció cierta dificultad en la marca pero que luego fue mejorando en la segunda etapa.

En el segundo tiempo ya Newell's no tuvo la posibilidad de inquietar por las bandas, Colón se comprimió muy bien hacia atrás y fue un equipo corto. Como es habitual en este tipo de partidos, los técnicos movieron el banco de relevos y fue allí que Domínguez aprovechó para probar distintas alternativas.

Pero las variantes no resintieron la estructura de equipo y en esa segunda etapa terminó dejando una mejor imagen Colón aún en inferioridad numérica. Entró bien Nicolás Silva para tener mayor cambio de ritmo, mientras que Mauro Dalla Costa y Diego Lagos suplantaron a Leguizamón y Blanco para refrescar el ataque. Y justamente un cabezazo de Lagos en el final tras un muy buen centro de Conti fue la chance más propicia con la que contó Colón para abrir el marcador. A diferencia del primer tiempo, por momentos el Sabalero hizo circular el balón con criterio, sin desesperarse y nunca perdiendo la concentración.

De a poco lo maniató y terminó dominando a un Newell's que no supo como aprovechar el jugador de más. Ya en el final fue expulsado Néstor Moiraghi y allí quedaron 10 contra 10. En el segundo tiempo Colón no sufrió dado que la Lepra prácticamente no llegó al arco custodiado por Broun. Apenas un remate de Maxi Rodríguez cuando arrancaba la segunda etapa fue la opción que dispuso el local para vulnerar la valla del visitante.

El Sabalero fue de menor a mayor y terminó sosteniendo un rendimiento que le permite a su entrenador trabajar más tranquilo y sacar conclusiones positivas. Si bien se trataba de un amistoso, no era uno más ya que se jugaba con público de ambos equipos y televisado, lo que suponía un riesgo.

Por todo ello, Colón aprobó en el primer examen serio que tuvo el ciclo de Domínguez, obviamente que después vendrá lo más importante que son los partidos por los puntos y nada menos que el Clásico, pero era fundamental no repetir una actuación como la de hace una semana tras cuando fue goleado por la T.

Está claro que debe mejorar en ataque y que al equipo le sigue faltando un centrodelantero de otras características como para tener mayores variantes dado que Leguizamón, Blanco y Dalla Costa no son el típico 9 de área. El próximo sábado Colón recibirá a Newell's en el Brigadier López y será otra historia, allí tendrá otra responsabilidad, pero al fin de cuentas, el paso del Sabalero por el Coloso terminó mostrando más cosas positivas que negativas.