Colón
Sábado 20 de Agosto de 2016

Con el déficit de siempre

Colón cayó ante Central por 1-0 y sumó su cuarto amistoso sin marcar un tanto. Por su parte, los suplentes derrotaron al Canalla por 2-1 con un gol de Ismael Blanco

La formación titular de Colón cerró la etapa de amistosos sin lograr una victoria, más allá de que en estos casos lo que menos importa es el resultado. De todos modos no se puede soslayar que de los cinco partidos que jugó en uno solo pudo convertir (ante Instituto cuando anotó dos goles Pablo Ledesma). Fue derrota ante Central por 1-0 en el predio de Arroyo Seco. El gol del conjunto rosarino fue convertido por Teo Gutiérrez.
Sin dudas que la falta de gol es el saldo más negativo que arrojaron los minutos de fútbol que sumó el equipo principal, dado que la producción del elenco suplente fue mejor ya que ganó 2-1 y, además, lo más trascendental fue que Ismael Blanco jugó su primer partido con la camiseta rojinegra y a un minuto de ingresar al campo de juego anotó el gol del triunfo ante la formación alternativa del Canalla.
El Sungui disputó 35' reemplazando a Tomás Sandoval y está claro que el delantero que fue el último en llegar al plantel se perfila para ser elemento titular en lugar de Walter Acuña. También cabe mencionar la muy buena pretemporada que realizó Sandoval, quien además de convertirle un gol a Central también había anotado frente a Atlético Paraná e Instituto de Córdoba.
Respecto al partido principal, fue de trámite parejo aunque la iniciativa del mismo la tuvo el equipo conducido por Eduardo Coudet, quien hizo debutar a Teófilo Gutiérrez. Precisamente el colombiano fue el autor del único gol. La acción fue bien aprovechada por Central ya que jugó rápido un tiro libre en la mitad de la cancha de un lugar que no era el indicado. El balón derivó en Teo, quien quedó mano a mano ante Jorge Broun para establecer la apertura del marcador.
Central dispuso de algunas opciones de gol más que Colón y era obvio que se trataba de la prueba más exigente que tenía por delante el equipo conducido por Paolo Montero que puso en cancha el esquema de siempre (4-2-3-1) y con el que arrancará el torneo.
La novedad por el lado del Sabalero estuvo en la presencia de Fidencio Oviedo, ya que en un principio el volante paraguayo iba a sumar algunos minutos en el equipo suplente como lo hizo Blanco. Pero ante la baja de Gerónimo Poblete (ver aparte) el ex-Cerro Porteño se metió en el equipo.
Está claro que le falta ritmo futbolístico pero también Montero en la semana mencionó que un futbolista de esas características puede suplir esa ausencia en base a la personalidad y la experiencia que tiene el mediocampista guaraní.
No obstante fue reemplazado por Franco Leys, ya que no estaba en los planes que juegue todo el partido, recordando que el martes había comenzado a trabajar con sus nuevos compañeros y además venía de un par de semanas sin entrenar ya que había rescindido contrato con Cerro Porteño a fines de julio.
La otra variante que introdujo el entrenador uruguayo fue el ingreso de Sandoval en lugar de Cachete Acuña, con la intención de tener mayor presencia dentro del área en un cambio que ya había realizado en partidos anteriores.
En la semana que arranca se definirá si el campeonato empieza el próximo viernes recordando que Colón debutará en Mar del Plata ante Aldosivi. El partido fue programado para el lunes 29 de agosto con lo cual tendrá una semana larga de trabajo, dado que el plantel volverá a entrenar este lunes a partir de las 16 en el predio.
Los próximos días serán claves para definir si llega otro delantero como solicitó el cuerpo técnico. No es fácil de conseguirlo dado que el principal apuntado (Fernando Fernández) tiene otras opciones.
De todas maneras los dirigentes encabezados por José Vignatti seguirán adelante con las negociaciones y es probable que se inscriba algún delantero antes del cierre del libro de pases, si es que antes no se concreta el arribo de un punta.
Más allá de esta circunstancia, Montero es consciente que le trajeron lo que pidió y que el plantel cuenta con recambio para asegurar la competencia interna. Pero también es cierto que deberá trabajar en la generación y definición para lograr la contundencia que por ahora Colón no tiene.