Colón
Jueves 14 de Septiembre de 2017

Con el pie izquierdo

Diego Vera no jugará ante Estudiantes y en las últimas horas el cuerpo médico de la institución sabalera difundió un comunicando explicando los motivos por los cuales Viruta quedó descartado. El uruguayo hace nueve partidos que no marca un gol, sumando 768' sin poder festejar. Su último tanto lo anotó frente a Unión desde los 12 pasos.

Todo cambió en poco tiempo de aquel idolatrado delantero que se metió al hincha de Colón en el bolsillo a este presente que genera muchas más dudas que certezas respecto a lo que vendrá y que lo tiene como protagonista. El nombre en cuestión es el de Diego Vera que llegó en febrero a Colón luego de que el club hiciera un esfuerzo económico al adquirir su ficha en un monto de 900.000 dólares.

Y comenzó a pagarlo con creces, dado que rápidamente se convirtió en una pieza fundamental en la muy buena campaña que realizó el Sabalero en el torneo pasado. Con su experiencia y trayectoria paso a ser un líder dentro de la cancha ordenando a sus compañeros y siendo clave en el Clásico que ganó el Sabalero en el 15 de Abril.

Convirtió cuatro goles de manera consecutiva que se transformaron en sendas victorias del Rojinegro en medio de la racha histórica de siete victorias en fila en Primera División. La misma se cortó precisamente con la lesión de Vera que no estuvo en el partido ante Atlético de Tucumán en donde Colón igualó 2 a 2 en el Brigadier López.


Y en la fecha siguiente se jugó el Clásico y nuevamente Viruta fue decisivo, si bien ese día no se lo notó en su plenitud física inventó el penal que luego ejecutó con mucha precisión para rescatar un empate ya que Unión ganaba 1 a 0 y el cotejo finalizó 1 a 1. Precisamente ese fue el último grito del uruguayo con la camiseta rojinegra.

El partido posterior ante Temperley no lo jugó debido al esfuerzo físico que hizo para estar ante el Tate y recién retornó en el compromiso ante Gimnasia de La Plata. Luego llegarían los encuentros ante Rosario, San Lorenzo, Racing y River en donde fue titular. Y en medio de eso el choque ante Independiente Rivadavia de Mendoza por la Copa Argentina.

Por su parte, estuvo desde el arranque en los dos cotejos de la Superliga ante Rosario Central y Arsenal y por la Copa Argentina ante Huracán estuvo en el banco e ingresó en el complemento. Es decir que lleva nueve encuentros sin convertir con 768' sin festejar.


Por lo cual está más que claro que el rendimiento de Vera fue de mayor a menor, de ser un indiscutido comenzó a ser observado de reojo, no solo por su bajo nivel, sino también por su frustrado pase a San Lorenzo y aquella negativa que esgrimió en la previa al partido con Rosario Central en donde no quería jugar y debió interceder José Vignatti para que pise el campo de juego.

Pareció ser el inicio de un momento complicado, ya posteriormente Eduardo Domínguez lo sentó en el banco para enfrentar al Globo, fue reemplazado ante Arsenal y este viernes no estará ante Estudiantes, por ese motivo el departamento médico de la institución emitió un comunicado que reza lo siguiente "El jugador Diego Vera padeció gastroenterocolitis en las últimas 24 horas por lo cuál realiza tratamiento médico y dieta" . El mismo lleva la firma del médico del plantel profesional Pablo Serpentiello y del licenciado Norberto Gaitán, a cargo de la Coordinación del área de salud.

Así las cosas, dependerá de Vera revertir este presente, condiciones y capacidad no le faltan y eso ya lo demostró, pero deberá apelar a su rebeldía bien entendida para reinventarse y convertirse nuevamente en un jugador determinante. El equipo, el técnico, los dirigentes y los hinchas lo esperan. Ahora será el turno de Viruta decir presente.