Colón
Lunes 27 de Junio de 2016

Dará el puntapié inicial

Por estas horas el cuerpo técnico que comanda Paolo Montero será autorizado por el Órgano Fiduciario y la jueza para que comience a trabajar con el plantel sabalero

Paolo Montero arribó el domingo a la noche a Santa Fe junto al resto de su cuerpo técnico y este lunes se hizo presente en el entrenamiento que se llevó a cabo por la tarde en el predio. Como aún resta la autorización del Órgano Fiduciario y de la jueza, la práctica fue conducida por Ariel Segalla con el acompañamiento del preparador físico uruguayo Santiago Ferro.
Es por eso que Montero y sus colaboradores estuvieron en la práctica observando los movimientos del plantel y quien los acompañó fue el vicepresidente tercero Horacio Darrás, quien justamente será el nexo entre el plantel y el cuerpo técnico con el resto de la dirigencia.
Hasta que el contrato no sea aprobado el entrenador uruguayo no podrá ser presentado de manera oficial ni tampoco dirigirá la práctica. Este martes estará resuelta la situación y en consecuencia Montero asumiría las riendas del plantel para comenzar a trabajar con los jugadores que vienen entrenando desde hace dos semanas. La presentación oficial se realizaría mañana.
Embed

En las últimas horas el técnico charrúa estuvo reunido con José Vignatti y Darrás para comenzar a definir varios aspectos, sobre todo respecto al armado del plantel. Se sabe que son varios los refuerzos que necesita Montero de cara a la próxima temporada, pero para eso también es indispensable prescindir de algunos futbolistas.
La idea de la dirigencia es tener como máximo 30 profesionales y en estos momentos son 25 los que están entrenando en el predio. Varios de ellos no están en la consideración del flamante cuerpo técnico, pero tienen contrato vigente con el club.
Por ello son varias las cuestiones a resolver en estos días y en eso justamente comenzaron a trabajar este lunes, luego de mantener un diálogo directo. Se sabe que Montero puso la mira en varios compatriotas para reforzar el plantel y el tema del cupo es un dato para tener en muy cuenta. Sobre todo porque hoy el plantel cuenta con dos extranjeros que en principio no serán tenidos en cuenta. Uno de ellos es el defensor Emiliano García, al cual Colón le compró el 40% del pase durante la gestión de Víctor Godano y le hizo un contrato largo. El marcador central llegó en 2015 y por ello sigue trabajando con el plantel.
Embed

El otro futbolista en cuestión es el colombiano Cristian Palomeque, quien llegó a préstamo a principios de este año pero en este caso para rescindir el club debería pagar una suma importante y es por eso que la idea era tratar de arreglar su desvinculación sin que eso suponga un gasto importante.
Pero también hay otros jugadores que tienen contrato vigente y que terminaron como titulares a los cuales la dirigencia pretende analizar su situación junto al cuerpo técnico. Uno de ellos es el arquero Jorge Broun cuyo vínculo finaliza en junio del 2017, pero no habría que descartar su salida.
Si bien es un referente del plantel y hace dos años que llegó a Colón, la realidad indica que también hay cierto desgaste por parte del futbolista, aunque si no existe una oferta concreta continuaría en la institución. Por lo bajo algunos directivos manifiestan cierto disconformismo con el rendimiento del arquero y por ese motivo habrá que aguardar si existe alguna definición al respecto.
Hace varios días fue ofrecido el arquero Maximiliano Cavalloti, quien ataja en Gimnasia de Jujuy a través de su representante Marcelo Kobistyj quien mantiene una buena relación con la dirigencia rojinegra de su paso como jugador.
Embed

Detalles del entrenamiento

Los jugadores realizaron tareas en el gimnasio con la camilla extensora, con la prensa en 45º, con semiesfera con banda frontales y laterales en cada pierna, ejecutaron subidas al banco con saco lastrado, con camilla flexora, utilizaron la pelota "bosu" a una pierna con lanzamiento resistido, trabajos de aductores y gemelos y finalizaron las series de musculación en la camilla elástica. Luego continuaron con ejercicios en espacio reducido seguidos de trabajos aeróbicos donde los zagueros y delanteros afrontaron 8 pasadas de 1 minuto (300 m.), mientras que los volantes centrales 6 pasadas de 1.30 minutos (400 m.) y los volantes externos y laterales 4 pasadas de 2 minutos (500 m.)