Colón
Sábado 02 de Septiembre de 2017

La furia de Nicolás Silva contra los dirigentes de Colón

"Me quedo con el dolor y la bronca de no seguir en el club", apuntó Mosquito, que se sumó a Huracán luego de una salida polémica de Santa Fe

"Ahora estoy contento, porque hasta hace unos días no era un lindo momento en lo personal el que me tocaba vivir. Mi situación no se resolvía y eso complicaba. De igual modo, estábamos tranquilos, porque había clubes interesados y solo faltaba la habilitación de FIFA para que yo pueda jugar".

Estos conceptos le pertenecen a Nicolás Silva, que el jueves pasado acordó su incorporación a Huracán después de su polémica salida de Colón, que terminó resolviéndose mediante una resolución de FIFA. Vale recordar que la representación del jugador exponía que el Sabalero no había mandado el telegrama para la compra del pase en tiempo y forma, mientras que la dirigencia aduce lo contrario. Entonces a partir de allí comenzó un tira y afloja que deparó en que el jugador esté parado.


Hubo varias reuniones, pero nunca se avanzó y por eso Mosquito siguió su camino a la espera de nuevas oportunidades. Es así como se le abrió una puerta en el Globo. De igual modo, los abogados del elenco santafesino seguirá insistiendo en esta historia, ya que consideran que el futbolista tiene contrato y no lo acepta.

Sin dudas que era una de las palabras más buscadas y, lejos de su tono bajo y palabras cortas, Silva habló en LT9 y le salió con los tapones de puntas a los dirigentes rojinegros: "Tuve una salida mala de Colón. Esa no era la idea. Solo los que estuvimos adentro sabemos lo que pasó, pero no voy a hablar más al respecto. Lo importante es que ya estoy habilitado y listo para jugar. Ahora solo tengo que preparame bien para defender estos nuevos colores".


"Estoy dolido y con bronca, porque la realidad es que quería seguir en el club. Se lo enuncié a la dirigencia. El presidente me dijo que harían uso de la compra y luego siempre aparecían detalles que no estaban a mi favor. Había cuestiones que ya no iban y luego se dio que el telegrama llegó tarde y me favoreció para que encuentre otro club. A partir de ahí de eso vino la guerra, pero la realidad es que yo nunca me escapé. Viajé a Santa Fe para resolver la situación y no se pudo", exclamó un molesto Nicolás Silva.

Se especulaba que el principal problema radicaba en la cantidad de dinero que pedía para continuar. "Yo no podía ninguna locura, tampoco era para hacerme millonario. Pero la gente solo escucha una sola campana. Negociamos y nunca se llegó a un acuerdo. Hay millones de puntos y mentiras. Se nota que hay gente mitómana que le hace creer sus mentiras a la gente. Ahora es como que me estoy desahogando, pero tengo todavía mucha bronca".


En el final y lejos de los reproches, manifestó que lo mejor que se lleva es el recuerdo de la gente: "Le voy a estar agradecido al club que me dio la posibilidad de jugar en Primera. Si le pido disculpas a la gente porque no pude expresarlo ante. Siempre me transmitieron cariño y por eso uno lo valora. Pero tengo que seguir camino y ahora empieza esta nueva etapa".