Colón
Viernes 06 de Octubre de 2017

"Nos está faltando el último toque"

Cristian Guanca se refirió a las cuestiones que tiene por corregir el equipo sabalero en función de lo que mostró y pensando en lo que viene "nos queda ser más profundos en ataque", aseguró.

Si hay algo que evidenció Colón en el arranque de este semestre contando los cinco partidos de la Superliga y el de la Copa Argentina es precisamente la falta de contundencia y la profundidad en los últimos metros. De seis partidos jugados, en tres no convirtió goles, en dos hizo apenas uno y la excepción fue ante Defensa y Justicia en donde marcó tres tantos.

De mitad de cancha hacia atrás, el equipo sabalero está sólido y bastante aceitado, pero es obvio que le falta de mitad de cancha hacia adelante, fundamentalmente porque a los delanteros les está costando marcar como por ejemplo a Diego Vera y Nicolás Leguizamón.

Por lo cual, estas dos semanas de trabajo sin competencia oficial le vendrán bien a Eduardo Domínguez para continuar puliendo detalles. En el día de atención a la prensa, Cristian Guanca quien jugó todos los partidos como titular, realizó una autocrítica respecto a lo que mostró en el último partido.

"La verdad que el objetivo era ganar ante San Lorenzo, pero enfrentamos a un equipo grande y en condición de visitante. Ellos estuvieron más cerca de ganarlo sobre todo en el segundo tiempo, pero está claro que el punto sirve", comenzó diciendo.

Para luego poner la lupa en las cuestiones a corregir "Estamos bien, pero hay mucho por mejorar sobre todo des tres cuartos hacia adelante. Lo trabajamos siempre, pero hay que corregir algunas cosas, nos está faltando el último toque. Y hay que tratar de llegar a posición de gol en el caso de los volantes y decidir mejor. En mi caso debo definir mejor en los metros finales. Por suerte la defensa y el arquero están haciendo las cosas muy bien y ahora nos queda ser más profundos en ataque".

Respecto al parate por Eliminatorias y su vuelta al fútbol argentino dijo "Uno quiere jugar siempre, pero estos días sirven para ir puliendo algunas cuestiones. Me toca adaptarme al fútbol argentino, sobre todo al roce porque venía de un fútbol distinto. El campeonato está parejo a excepción de Boca y River que son los que marcan la diferencia".