Colón
Lunes 20 de Marzo de 2017

Un descanso merecido

Debido al triunfo ante Unión y teniendo en cuenta que recién vuelve a jugar el domingo contra Lanús, Eduardo Domínguez decidió que los jugadores vuelvan a trabajar este martes, a las 9

El triunfo en el Clásico le permitió a Eduardo Domínguez licenciar al plantel por dos días, así los jugadores tuvieron descanso domingo y lunes y este martes retomarán los entrenamientos en el predio, a partir de las 9. El próximo compromiso de Colón será el domingo a partir de las 17 ante Lanús en el Brigadier López. Para ese cotejo, el entrenador no podrá contar con Iván Torres y Nicolás Silva, ambos expulsados en el cotejo ante Unión. En contrapartida, está en condiciones de ser tenido en cuenta Christian Bernardi quien ya cumplió una fecha de suspensión por la tarjeta roja que le mostraron ante Olimpo.

Por su parte, otro jugador que no será de la partida ante el Granate es Juan Francisco Bauza, quien en el partido de Reserva ante Olimpo fue expulsado y recibió dos fechas de suspensión. Era sin dudas una alternativa para el compromiso del domingo teniendo en cuenta que no estarán Torres y Silva. Por allí tal vez no como titular, pero sí integrando el banco de relevos.
Respecto a la formación que jugará ante el Granate, el panorama es bastante claro y dista de lo que fue la semana previa al Clásico en donde el entrenador dispuso cuatro variantes. En este caso el bloque defensivo está absolutamente confirmado luego del muy buen rendimiento que mostraron.
Embed

En el ataque es un hecho que Diego Vera y Nicolás Leguizamón serán la dupla ofensiva y los interrogantes pasan por determinar quien será el reemplazante del paraguayo Torres. La opción más concreta es el ingreso de Bernardi y que el ex-Instituto se recueste por el sector izquierdo.

Así ocurrió en el segundo tiempo ante Olimpo, antes que fuera expulsado. En esa oportunidad, Facundo Pereyra ingresó para jugar como volante por derecha, Torres pasó al lateral izquierdo y Bernardi cambió de carril hasta que vio la roja a los 10'.

Por lo cual parece ser el cambio más lógico pensando en el domingo. A propósito del rival, estará jugando hoy en condición de local frente a River. De esta manera Colón tendrá tres días más de descanso y a priori llegará más entero.

Recordemos que el Granate en la reanudación del torneo presentó un equipo absolutamente alternativo para visitar a Racing y terminó siendo goleado por 3-0. Esa decisión de Jorge Almirón tuvo que ver con que la prioridad para este semestre es la Copa Libertadores.
Al perder como local en la presentación ante Nacional por 1-0, el conjunto granate estaba obligado a obtener un buen resultado ante Chapecoense que finalmente consiguió, al superar al conjunto brasileño por 3-1. Pero al haber fecha de Eliminatorias, esta semana ni tampoco la próxima habrá competencia en la Libertadores.

De esta manera, es muy probable que Lanús venga a Santa Fe con el equipo titular. Y también dependerá del resultado que obtenga hoy ante River, dado que la derrota de Boca le permite ilusionarse con ganar y quedar a cinco puntos del Xeneize que es el único puntero.
Más allá de esta circunstancia, lo más importante es la confianza que generó en el plantel el triunfo ante Unión. Un festejo postergado por varios integrantes del plantel que el año pasado debieron afrontar un momento muy malo cuando en un mes perdieron dos Clásicos y fueron apretados por los hinchas en un entrenamiento.

Una nueva caída ante su eterno rival hubiese significado un golpe muy duro como para mantenerse en pie. Fundamentalmente para aquellos futbolistas que están en el club desde hace mucho tiempo y que les tocó atravesar demasiados sinsabores.
Embed

Por ello, luego del triunfo del sábado algunos integrantes del plantel se juntaron a cenar y a seguir disfrutando de un día especial. Por otra parte, la dirigencia había acordado con el plantel un premio especial en caso de ganar el partido.

Hoy, con el deber cumplido, el único tema que hace ruido en el mundo Colón es la renovación del contrato de Gerónimo Poblete que ante Unión jugó un buen partido y que con Olimpo había levantado su nivel en el segundo tiempo.

Entre el volante mendocino y la dirigencia está todo acordado respecto al salario que percibiría, pero la traba está dada en lo que solicita Pablo Caro, que es el representante del jugador. Pide una cifra que ronda 1.800.000 pesos para que el Indio estampe la firma.
Así las cosas, la relación entre José Vignatti y Caro no es la mejor y en estas condiciones es imposible que se renueve el vínculo. Sucede que Poblete quedaría libre el 30 de junio y el club perdería un capital muy importante. Los directivos no quisieron tomar ninguna decisión al respecto teniendo en cuenta que se avecinaba una semana importante como lo fue la previa al Clásico. De todos modos, en los próximos días intentarán darle un corte definitivo al tema e intentar encontrarle una solución.