Policiales
Miércoles 12 de Octubre de 2016

Comensales de un club santafesino golpean y reducen a un ladrón en plena cena

Fue el sábado a la noche, en Villa Constitución Los maleantes hicieron un boquete en la arena de la playa. Un parroquiano le partió una botella en la cabeza a uno de ellos.

Ocurrió el sábado a la noche en el Club Náutico de Villa Constitución, una prestigiosa institución de esa ciudad del sur santafesino.

Embed

Alrededor de las 22.30 dos hombres, uno de ellos empuñando una escopeta calibre 16, ingresaron al predio del club desde el vecino barrio Libertad tras cavar un túnel que les permitió sortear el cerco perimetral que, en ese lugar, tiene un tabique de cemento armado sobre la arena y arriba un alambrado perimetral con púas en su extremo. Tras ello ingresaron al restaurante donde cenaban 60 personas. "Una pareja vio que una persona se arrastraba por la arena de la playa con una escopeta, como si fuera un soldado recién desembarcado en zona de guerra, y pensó que era una broma para algún cumpleañero. Pero no. El tipo entró al restaurante y gritó «ésto es un asalto, todos miren al piso». Y su cómplice comenzó a robar mesa por mesa", recordó un testigo al diario La Capital.

Así, mientras el ladrón con la escopeta encañonaba a los comensales, el otro armaba el botín en un bolso y en medio de un griterío. A la vez, un encargado corrió buscando el auxilio de dos agentes de Prefectura que minutos antes se habían retirado tras comprar un par de sandwiches. Otros lograron llamar al 911. Y un comensal, aprovechando un descuido del ladrón, tomó una botella de vino de tres cuartos y la lanzó contra la cabeza del hombre de la escopeta.

En el piso
El golpe hizo que el ladrón perdiera el control del arma y se cayera. Así los comensales se lanzaron sobre él y le propinaron una dura golpiza que le provocó traumatismo facial y cortes en la cabeza. "Uno le alcanzó a sacar el arma y entonces todos nos tiramos encima de él y lo golpeamos", agregó un hombre. La policía, que llegó poco después, logró poner a salvo al maleante, lo esposó y lo detuvo. También sufrieron lesiones algunos clientes golpeados con la escopeta.
Ladron Villa Constitución 2.jpg

Mientras eso ocurría dentro del salón, el otro delincuente corrió hacia el hueco que habían hecho en la arena y logró huir por debajo del tabique de cemento perimetral y esconderse en los pasillos del barrio Libertad. El delincuente herido fue identificado como Néstor Eduardo David Summer, de 21 años, integrante de una familia conocida en el bajo de Villa Constitución como "Los bochinas" (ver aparte).

Al rescate
La noticia del arresto de Summer corrió como pólvora en el barrio Libertad y sus familiares llegaron en su auxilio. Su pareja ingresó por debajo de alambrado como lo habían hecho los asaltantes y el padrastro por la puerta principal del salón, que tiene custodia personal y cámaras de videovigilancia. La irrupción de la familia chocó con los comensales, muchos de ellos shockeados por el robo sufrido. Efectivos de la Unidad Regional VI y de Prefectura debieron intervenir para que las cosas no pasaran a mayores.

"Todo fue muy feo. Había muchas familias con nenes chiquitos. Ver a ese muchacho con los ojos desorbitados apuntando con una escopeta hacia las mesas no es lo mejor que se puede vivir. Estaba muy sacado el muchacho ese", explicó uno de los parroquianos.

Según explicó Franco Carbone, secretario de la Fiscalía de Villa Constitución, el detenido purgaba una condena de 3 años y 6 meses en la cárcel de Piñero por portación de arma de guerra, pero un mes atrás logró que le dieran salidas transitorias los fines de semana. Tras la golpiza de los comensales, el asaltante debió permanecer internado 24 horas para reponerse de las heridas antes de volver a Piñero. La policía, en tanto, le secuestró una escopeta calibre 16 y 40 precintos plásticos para maniatar a las víctimas.

El lunes mismo fue imputado por la fiscal Valeria Pedrana por robo calificado por el uso de arma de fuego apta para el disparo y por el uso de arma impropia (ya que agredió a culatazos a algunos clientes) en concurso real con la portación ilegítima de arma de fuego de uso civil. El robo es consumado porque el cómplice del apresado huyó con el botín en un bolso. El juez Jesús Rizzardi, por su parte, quien subrogó a Ignacio Vacca por licencia, le dictó prisión preventiva por 60 días y los efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) buscan a los cómplices de Summer.

Comentarios