A un click
Miércoles 19 de Octubre de 2016

Cómo saber si es amor o costumbre

Estamos acostumbrados a utilizar los términos de "costumbre" y "amor" de manera excluyente: es uno U otro, pero no los dos.

¿La costumbre y el amor son excluyentes? ¿Debemos elegir uno? ¿El amor no puede co-existir con la costumbre? Estamos acostumbrados a utilizar los términos de "costumbre" y "amor" de manera excluyente: es uno U otro, pero no los dos.

Si bien cada relación es un mundo aparta, una corriente de psicólogos sostiene que finalmente, al paso del tiempo de una relación (meses o años), se van cimentando cosas, situaciones, relaciones, acciones y hechos (entre otras cosas); que se convierten en una forma habitual de obrar y de hacer las cosas, y que a su vez ayuda a hacer de la relación algo único y especial.

¿Qué tiene que ver la costumbre con esto? Pues la costumbre es eso: es la manera habitual de obrar, en este caso, de una persona y/o relación de pareja. ¿Tú y tu pareja tienen una "forma habitual de obrar"? Hay que ser conscientes de que en la relación (sobre todo en relaciones que ya tienen varios años y matrimonios) habrá rutinas, y no precisamente porque se quieran tener, sino porque resulta ser algo casi imprescindible para la relación de pareja.

Entonces, ¿la costumbre es parte del amor?

La "costumbre" lleva implícita la rutina, el conocimiento de la otra persona: conocer sus gustos, sus valores; el poder anticipar o predecir qué va a hacer, qué responderá ante ciertas preguntas, cómo va a actuar frente a algunas circunstancias. La costumbre otorga cierto grado de tranquilidad; finalmente no hay cosas nuevas: todo ya se conoce y/o sabe.

En el amor también existe la costumbre, es parte del proceso de conocerse uno al otro y compartir una vida. Sin embargo; no es el centro de la relación. Esto significa que sí, en la realción está presente la costumbre pero están presentes otras cosas más. Existe el amor, el respecto, la comprensión, la atracción, el deseo y el cariño, entre muchas otras cosas más.

Según los especialistas, no deberíamos ser excluyentes en estos conceptos. A veces somos muy deterministas y creemos que si en nuestra relación hay costumbre, es porque ya no existe el amor. Es cierto que nunca vamos a dejar de conocernos a nosotros mismos ni a la otra persona, pero eso no significa que no podamos predecir ciertos actos o conductas que nuestra pareja pueda tener.

Fuente: InfoSalud

Comentarios