Puerta a Puerta
Sábado 27 de Agosto de 2016

Comprar será más fácil pero "controlar" será el nuevo desafío

La flexibilización del nuevo régimen de compras despierta preocupación. El narcotráfico se convierte en la principal inquietud. Los nuevos cuidados que se deberían tener para cuidar la salud y la seguridad de las personas

En diálogo con Diario UNO, Diego Dumont, abogado y despachante de Aduana, se mostró a favor de la iniciativa. De hecho, asegura que no encuentra dificultades en el mecanismo que se puso en vigencia es viernes. Por el contrario, sostiene que podría garantizar que muchos productos que antes quedaban retenidos en la Aduana puedan llegar a destino.

Sin embargo, advierte que los problemas podrían arribar ahora al Estado nacional. "La dificultad con la que se puede encontrar el gobierno es que a vos te despachen un frasco de complementos vitamínicos (considerado un alimento por las aduanas del mundo) pero que en verdad se trate de éxtasis", manifestó al matutino.

En este sentido, la seguridad alimentaria se encuentra en medio de la polémica. La eliminación de la intervención del organismo que vela por esta cuestión (Inal) abre la vía para la importación por courier de hasta 50 kilos, incluso por el correo oficial, que no establece prohibiciones explícitas.

"Estoy a favor de la liberación", afirmó Dumont, aunque aclaró: "Esto no se debe transformar en una vía libre para que pueda ingresar droga, por ejemplo". El profesional señaló el lado débil del sistema y dijo: "Por supuesto que los controles de la Aduana se pueden agudizar pero no se puede controlar todo, sino lo que les resulta sospechoso. El tema es que hasta el día de hoy todo lo que era alimento, seguridad eléctrica, siempre se retenía, a partir del viernes no. Por supuesto que la Aduana va a controlar y tiene tecnología para hacerlo, pero no puede controlar todo".

Consultado sobre las críticas que recibió el nuevo régimen por los efectos que podría provocar en el comercio e industria local, señaló: "Oficialmente, las últimas mediciones de 2014 indican que 100 millones de dólares ingresan al país por compras en internet al exterior. Además, cuatro de cada 100 argentinos compran por internet. Solo el 0,2 por ciento del valor de todo lo importado ingresó por compras a través de internet".

El despachante de Aduana sostuvo que este mecanismos de compra es una forma de consumo que existe en todo el mundo y que vino para quedarse. "En un mundo, donde el videoclub más importante no tiene un solo local (Netflix), el comercio electrónico a nivel mundial vino para quedarse y está en crecimiento a nivel mundial", consideró.

Por último, hizo referencia a la necesidad de apoyar el fortalecimiento de las exportaciones a través del mismo sistema. "Hay un segmento de microemprendedores que no encuentran en el país las mismas posibilidades que tienen otras naciones. Acá hay un grupo de trabajadores artesanales que quisieran tener un sistema de ventas al exterior. Hoy Argentina no cuenta con un sistema que lo permita. Es una cuestión pendiente", finalizó.

Comentarios