Colón
Lunes 06 de Febrero de 2017

Con aspectos por corregir

En los cinco amistosos que lleva jugados Colón, recibió nueve tantos repitiendo los errores que mostró en la parte final del 2016.

Un triunfo, dos derrotas e igual cantidad de empates es el balance que arroja hasta aquí la etapa de amistosos que disputó el plantel rojinegro. La derrota por goleada frente a Talleres como visitante por 4-1 encendieron algunas alarmas respecto al rendimiento defensivo del equipo, ya que en la otra caída que tuvo el Sabalero en los encuentros preparatorios, Unión de Sunchales le había marcado tres tantos.

Vale recordar que en la etapa final del año, el equipo fue vulnerado con frecuencia, a diferencia de los primeros partidos en donde había encontrado una solidez importante. En los últimos cuatro cotejos del campeonato había recibido nueve goles, cuatro de ellos en el último juego frente a Boca Juniors.

Sabiendo que en la reanudación del certamen –ante Olimpo– Eduardo Domínguez no podrá contar con Lucas Ceballos y Guillermo Ortiz, suspendidos, el entrenador rojinegro fue probando distintas alternativas en el bloque defensivo con algunos jugadores que no habían tenido continuidad como los casos de Yamil Garnier y Osvaldo Barsottini, quienes estuvieron en el equipo titular en los choques ante Patronato y Unión de Sunchales.

También le dio la chance de mostrarse a Raúl Iberbia y para eso hizo jugar a Clemente Rodríguez como lateral derecho en el encuentro frente a Instituto, que por otra parte fue el único en el que Colón mantuvo el arco en cero. Se sabe que Germán Conti es una fija, que seguramente Ceballos será titular por derecha y que Rodríguez saca ventaja para quedarse con el puesto de lateral izquierdo.

Pero la mayor incógnita se presenta respecto a quién será el compañero de zaga del Flaco, ya que en ese sentido alternó a Ortiz, Barsottini y en los últimos dos amistosos a Emanuel Olivera. De todos modos se sabe que el cuerpo técnico junto a la dirigencia están abocados a la llegada de un marcador central.

El DT advierte que en esa zona del campo de juego precisa de un marcador central que venga a ser titular o al menos a competir de igual a igual con el resto de los zagueros que no tienen el puesto asegurado.

Por ahora no trascendieron nombres al respecto ya que la dirigencia se mueve con mucha cautela y hermetismo para intentar darle el gusto a Domínguez. De todas maneras y más allá de hacer hincapié en los cuatro del fondo, también habrá que encontrar explicaciones en el rendimiento de los mediocampistas en estos amistosos.

A diferencia de Paolo Montero, en este caso el nuevo entrenador prioriza una mitad de cancha más ofensiva, con Nicolás Silva e Iván Torres por las bandas y con Pablo Ledesma y Gerónimo Poblete por el centro del campo.

Para eso la principal variante respecto al equipo que terminó jugando el torneo, es el corrimiento de Iván Torres al carril izquierdo, abandonando el lateral con la consiguiente salida del equipo titular de Fidencio Oviedo.

Precisamente el paraguayo era el volante más retrasado y el que colaboraba más con los marcadores centrales a la hora de retroceder para recuperar el balón. En cambio con Ledesma y Poblete el equipo no tiene demasiada marca y encima por los costados Silva es un extremo y Torres está acostumbrado a ir pero le cuesta la vuelta.

Así las cosas el principal desafío que afronta Domínguez es encontrar un equilibrio en ese sector para no desbalancear al equipo y que no termine sufriendo la defensa. Frente a Talleres se cometieron demasiados errores que deben preocupar a Domínguez ya que de ninguna manera se pueden repetir en la competencia oficial.

Y en eso habrá que incluir a Jorge Broun, quien tuvo un mal partido ante la T cometiendo un grotesco error en el segundo gol, cuando quiso salir jugando y le cedió el balón a Pablo Guiñazú que luego fue derribado por Olivera, quien le cometió el penal que finalizó con el gol del tucumano Sebastián Palacios. Habrá que esperar si el técnico mantiene a Fatura o le da una nueva chance a Jorge Carranza.

Llama la atención que en los cinco amistosos que se jugaron el DT haya repetido los mediocampistas y la dupla de delanteros. Justamente estos partidos sirven para ir comparando y ver distintas opciones. Pero Domínguez priorizó mantener un esquema de juego (4-4-2) y darle rodaje a los mismos intérpretes. De esta manera, Silva, Ledesma, Poblete, Torres, Nicolás Leguizamón e Ismael Blanco jugaron todos los partidos en el equipo titular.

El sábado firmó contrato el delantero Facundo Pereyra, quien será una variante importante en ataque. Por ahora el equipo jugó con dos centrodelanteros, pero la llegada del ex-Gimnasia le permite a Domínguez ubicar en la delantera uno por afuera y otro por adentro.

Comentarios