Colón
Domingo 23 de Octubre de 2016

Con escaso poder de fuego

En lo que va del torneo, Colón marcó cinco goles en siete partidos e Ismael Blanco es el máximo anotador (2). El DT, Paolo Montero, puso en cancha a seis delanteros, pero apenas dos convirtieron: el Sungui y Diego Lagos. Desde la 3ª jornada con Talleres que un punta no infla la red

En siete partidos Colón marcó cinco goles y su goleador es Ismael Blanco, con dos. Pero el plantel cuenta con siete delanteros y hasta aquí, además del Sungui, el otro punta que pudo festejar fue Diego Lagos en la primera fecha frente a Aldosivi. Incluso luego de la 3ª fecha en la que Blanco convirtió desde el punto del penal ante Talleres, ningún delantero pudo marcar en los siguientes cuatro encuentros.

Está claro que uno de los principales déficits que hasta aquí evidenció el Sabalero fue la escasa contundencia frente al arco rival, a excepción de la primera jornada ante el Tiburón, en Mar del Plata. Paolo Montero fue probando distintas variantes con el objetivo de mejorar ese aspecto, pero no lo logró y una muestra de ello fue el último cotejo ante Patronato, en donde tuvo la pelota, pero generó pocas chances de gol.

Ninguno de los hombres de ataque jugaron todos los partidos, ya que el Sungui se perdió el choque ante Vélez por una lumbalgia, pero estuvo como titular en los otros seis encuentros. El que lo sigue en cuanto a asistencia es Nicolás Silva, quien estuvo al margen en las dos primeras fechas por un desgarro, pero luego fue elemento titular en las últimas cinco. Por su parte, Tomás Sandoval disputó cuatro encuentros, aunque uno solo como titular, dado que en los tres restantes sumó muy pocos minutos, como ante Talleres, que ingresó en tiempo de descuento. La única vez que estuvo desde el arranque fue con Vélez por la ausencia de Blanco.

En el caso de Walter Acuña ingresó en los partidos ante Banfield y San Martín de San Juan, ambos en condición de visitante. Pero luego se lesionó (desgarro) y, en consecuencia, el cuerpo técnico no pudo tenerlo en cuenta. Diego Lagos también protagonizó dos cotejos: ante Aldosivi cuando marcó el segundo tanto de cabeza, y frente a Defensa y Justicia entrando en el tiempo adicional.

El último de los puntas que tuvo rodaje en el certamen es el peruano Diego Mayora, que jugó ante Talleres algunos minutos, pero que después del debut el entrenador no lo tuvo más en cuenta. Por último, Mauro Dalla Costa, que fue uno de los refuerzos para esta temporada, no sumó minutos pese a estar en el banco de relevos en los compromisos ante Aldosivi y Vélez.

Como se puede observar, es muy baja la eficacia del bloque ofensivo algo que con el correr de los partidos se termina pagando caro. Sin el aporte de los delanteros se hace complicado ganar partidos, más allá de que los últimos dos tantos fueron anotados por Emanuel Olivera e Iván Torres. Un marcador central y un carrilero por izquierda.

En su momento, Montero modificó el esquema con la intención de acompañar más a Blanco, por ese motivo Silva jugó más adelantado como un extremo, aunque esa variante no generó mayor poder de fuego. Así las cosas, el DT tendrá que seguir trabajando en materia ofensiva probando distintas opciones.

Sin dudas que llama la atención la ausencia de Mayora, quizás no para estar dentro de los 11, pero sí como para ser una alternativa, teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente. En su momento el presidente José Vignatti viajó a Perú al filo del cierre del libro de pases y contrareloj cerró la llegada de Mayora, invirtiendo un dinero superior a los 500.000 dólares en lo que fue el esfuerzo económico más importante que realizó la dirigencia rojinegra.

Mucho se habló sobre esta operación, dado que en un principio los directivos de Unión Comercio no lo querían liberar hasta diciembre y, en consecuencia, Vignatti tuvo que viajar para destrabar la negociación y que el goleador pudiese acelerar su arribo a Colón.

Con apenas un par de entrenamientos, Montero lo mandó a la cancha ante Talleres, pero no después no lo tuvo en cuenta. De hecho Montero definió que juegue los últimos dos encuentros en Reserva. Ante Vélez marcó un tanto y con Patronato anotó por duplicado. El gran interrogante, pensando en la próxima fecha, es saber si tendrá la posibilidad de ocupar un lugar en el banco de suplentes. Está claro que hoy para el técnico no es prioridad, ya que en un equipo que convierte pocos goles, el peruano es la 5ª o 6ª alternativa y deberá seguir trabajando para ganar puntos en la consideración de Montero y su cuerpo técnico.

Comentarios