santafe
Martes 25 de Agosto de 2015

Con gran convocatoria, choferes de taxis y remises se movilizaron para pedir por seguridad

La caravana partió desde 25 de Mayo y Bulevar para trasladarse directamente hasta el Palacio Municipal donde entregaron un petitorio para pedir más medidas de seguridad. Se vivieron momentos de tensión tras el intento de labrado de multas por parte de personal de la Dirección de Control.

Puntual, a las 11, choferes de taxis y remises partieron en caravana desde 25 de Mayo y Bulevar hacia la Municipalidad. La movilización fue anunciada el fin de semana y tuvo como fin el pedido de mayor seguridad para los trabajadores del sector ante los reiterados hechos violentos de los que fueron protagonistas. 

Los trabajadores elaboraron un petitorio para entregar en el municipio en donde piden por nuevas medidas de seguridad y para que se acentúen las ya existentes. "Solicitamos modifiquen la ordenanza 11.661, consideramos que en ésta debería haber un nuevo artículo, el cual exigiera una mampara blindada que nos resguarde y separe del pasaje, además de otras medidas de seguridad electrónica como cámaras de video y fotografía dentro de las unidades que creemos serían intimidantes para los delincuentes", sostienen en documento firmado por los choferes del sistema de transporte público de pasajeros. Cabe recordar que esta movilización no fue apoyada por ningúno de los gremios ni asociaciones representantes del sector.
En la Municipalidad no fueron recibidos por el Intendente José Corral, a quien dirigieron el pedido, pero lo ingresaron por mesa de entrada. Finalmente fueron atendidos por la concejal Silvina Frana, del bloque del Frente para la Victoria de Santa Fe.
Tras el encuentro, los choferes iban a deteminar en asamblea con sus compañeros si volverán a movilizarse esta semana, proponiendo como alternativa una nueva concentración en la explanada municipal, frente al Honorable Concejo, durante la sesión del Deliberante de este jueves.
Caos y tensión
Durante la protesta, los taxistas y remiseros cortaron Primero de Mayo colocando los autos en la calle, pero permitiendo así el paso del tránsito por Salta. Inspectores de tránsito, desde el inicio de la movilización, controlaron la situación con cortes en esa esquina, desviando la circulación por Salta hacia el oeste. El caos vehicular en pleno centro y en horas del mediodía, fue el condimento que acompañó la protesta.  
Momentos de tensión se vivieron cuando dos inspectores se acercaron para sacar fotos y filmar a los autos estacionados sobre Primero de Mayo, y pidieron a sus choferes que los retiren. Los conductores del servicio público de transporte respondieron ante la situación e increparon al personal, motivados por la indignación de la situación. El personal municipal fue retirado custodiado por la policía. 
"Partiendo de la base que esta movilización estaba pautada desde hace una semana atrás, el intendente hizo oídos sordos y se fue; seguramente mandó gente de la parte de Control a sacar fotos y anotar los números de las patentes. No labró actas porque iba a ser demasiado. Pero esto es como cuando decimos que «echamos nafta al fuego para apagarlo», acá fue igual. No me cabe ninguna duda que lo hicieron de manera intencional", comentó a Diario UNO Francisco, uno de los taxistas movilizados.
 

Comentarios