santafe
Lunes 13 de Abril de 2015

Con los test del Cipress, podrán detectar el VIH en 20 minutos

Desde hoy, quien se realice las pruebas obtendrá en ese lapso los resultados. El proyecto, inédito para la región, estará disponible en su sede de San Lorenzo 3052, los lunes y jueves, de 17 a 19.

El Centro Interdisciplinario de Prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual y Sida (Cipress), que trabaja desde hace más de 20 años en la ciudad con el objetivo de concientizar a la población mediante talleres de capacitación, asesoramiento y difusión, tanto en su sede –de San Lorenzo 3052– como en la calle, sobre todo en vecinales, escuelas y centros de atención primaria de la salud, desde hoy comenzará a realizar test rápidos de VIH todos los lunes y jueves de 17 a 19.
Dicha prueba permitirá descubrir en tan solo veinte minutos los resultados de una prueba que antes tardaba una semana aproximadamente. “Si bien esta no es la primera vez que estará a disposición de los ciudadanos esta prueba, porque la misma ya fue utilizada varias veces en campañas esporádicas, ahora sí estará a disposición durante todo el año y en nuestra institución”, explicó, en diálogo con Diario UNO, Jorge Roldán, el presidente del Cipress.
En ese contexto cabe decir que la alternativa, que estará abierta a la comunidad y será gratuita, forma parte de un proyecto inédito en la región que se logró gracias a los valiosos aportes realizados desde la dirección provincial de Promoción y Protección de la Salud (a cargo de Andrea Uboldi), la coordinación de Redes Bioquímicas de la provincia (cuyo titular es Eduardo Anchart) y del Programa Provincial ETS y Sida (coordinado por el Raúl Bortolozzi).
“Todos ellos, no solo han permitido acceder a los insumos necesarios para desarrollar esta actividad, sino que también depositaron su confianza y la responsabilidad en nuestra institución para convertir esta acción en una realidad que beneficiará a muchísimas personas”, dijo Roldán, al tiempo que aseguró que se estima que no habrá límites en el número de personas que se atiendan y que en tanto para la entrega de resultados como de pruebas se preservará el anonimato.
“Cuando alguien pide realizarse un test no se les pide ninguna identificación porque se tratan de pruebas anónimas. Para identificarlas se les colocan números de serie y las iniciales que quien las solicite brinde”, especificó Roldán y completó: “Durante el tiempo que se tiene que esperar la prueba (se estima se obtiene entre los 20 minutos y la media hora) se le da la posibilidad a la persona de obtener información respecto de las enfermedades de transmisión sexual que existen, las cuales no distinguen condición social, profesión o género”.
 Por otro lado y en consecuencia, el presidente del Cipress aseguró que en la entidad también se realizan test de sífilis o hepatitis B. “Lo que hacemos es un screening o sea que si es negativo hay que ver cómo es su conducta de riesgo para ver si hay que repetirlo o no”, dijo el presidente de la institución, Jorge Roldán.
Sobre la entidad
Cabe destacar que el Cipress es una institución de apertura a la comunidad (cuenta en la actualidad con un grupo de diez o doce personas que trabajan ad honorem en la institución en forma constante, más otros voluntarios que se suman de manera esporádica) que realiza actividad de difusión con folletería informativa o charlas para concientizar a la población sexualmente activa sobre las enfermedades de transmisión sexual.
“Una forma de cuidarse es también hacerse las pruebas para saber si se convive con el virus”, dijo Roldán, quien teniendo en cuenta los tabúes y miedos que rondan a este tema, declaró: “Sabemos que el temor es un gran condicionante, por eso cuando las personas se acercan a realizarse el test (solos o en pareja), les hablamos, los orientamos y también los acompañamos luego de obtener los resultados”.
Desde la entidad invitaron a la población a acercarse a su institución o solicitar información a través del teléfono 0342 4562614, de lunes a viernes de 17 a 19, horario en que se encuentra abierto a todo público.
Cómo influye el diagnóstico tardío en la mortalidad 
Una investigación realizada por la Dirección de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación (DSyETS) con el apoyo de Onusida revela que el 44% de las muertes relacionadas con el sida durante el año 2010 ocurrieron en el área metropolitana de Buenos Aires (Amba). 
La relación temporal entre el diagnóstico de VIH y la muerte por sida es uno de los hallazgos más importantes de esta investigación. Casi la mitad (45%) de las defunciones ocurrieron dentro de los tres años de diagnóstico, y un tercio dentro del año, lo cual demuestra el peso del diagnóstico tardío en esta población. En el 40% de las personas dentro de la categoría “menos de un año” el diagnóstico de VIH se hizo durante la misma internación en la que se produjo la defunción. La diferencia entre mujeres y varones es amplia: el 70% de las personas diagnosticadas tardíamente eran varones.
Al momento de la internación, el 74% de las personas se encontraba sin tratamiento antirretroviral. De ellas, el 60% nunca lo había recibido, mientras que el 40% restante había estado bajo tratamiento en algún momento de su evolución y lo había abandonado al momento de la internación.
Los resultados de este estudio ponen en evidencia la importancia de fortalecer las políticas de acceso al diagnóstico oportuno del VIH, así como las estrategias de retención en la cadena de cuidado y tratamiento de las personas con VIH a fin de disminuir la mortalidad por sida en nuestro país.
Por Loreley Duré / Diario UNO Santa Fe

Comentarios