santafe
Domingo 03 de Enero de 2016

Con un río alto, los pronósticos de lluvia suman otra preocupación

  El río este domingo alcanzó 6,52 metros en el Puerto local y superó en más de 80 centímetros el nivel de evacuación. Si se producen precipitaciones en la capital provincial los más afectados serán los barrios que ya están anegados

El río llegó este domingo a 6,52 metros en el Puerto local y supera en más de 80 centímetros el nivel de evacuación establecido para la ciudad. Los barrios que se encuentran fuera del anillo de defensa desde hace días que vienen soportando el embate del agua, y esta situación parece estar lejos de brindar una tregua a los vecinos de La Vuelta del Paraguayo, de Colastiné Sur y Playa Norte, entre otros lugares.
 
A ese panorama hoy se debe agregar una nueva preocupación que está vinculada a los pronósticos de lluvia que rigen para la capital provincial y su zona de influencia.
 
Según el Servicio Meteorológico Nacional, para este lunes están anunciadas lluvias y tormentas. Inestable con probables precipitaciones. Ese pronóstico es el mismo esperado para el martes. Mientras que para el miércoles se espera que el cielo esté parcialmente nublado. La buena noticia es que para ese día no se esperan precipitaciones.
 
 
Por otra parte, el Servicio Meteorológico pronostica que la llegada de la lluvia no significará un alivio ante la ola de calor que viene sufriendo la ciudad desde hace días.
 
Las temperaturas máximas se mantendrán en los próximos tres días por encima de los 30°, con un pico para mañana de 34°. Mientras que en las mínimas sí habrá un leve descenso que ubicará entre 22 y 26° esas temperaturas.
 
Las recomendaciones
Ante la prolongada ola de calor que se sufre en la ciudad de Santa Fe, el Ministerio de Salud provincial emitió una serie de recomendaciones para evitar golpes de calor. Los riesgos a la salud frente al exceso de calor o temperaturas muy elevadas pueden prevenirse si se toman en cuenta unas pocas y simples precauciones o medidas sencillas: tomar mucha agua durante todo el día, incluso antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre.
 
Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras; evitar las bebidas alcohólicas muy dulces y las infusiones calientes; usar ropa suelta, de materiales livianos y de colores claros; protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.
 
En cuanto a los lactantes y niños pequeños, se sugiere darles el pecho con más frecuencia, hacerlos beber agua fresca y segura, y ponerlos en lugares frescos y ventilados.

Comentarios