Escenario
Lunes 21 de Noviembre de 2016

"Con una condición"

Marina Calabró vive un apasionado romance con Martín Albrecht. Se comprometieron a fines de septiembre y quieren casarse, pero "con una condición" que pide la periodista.

La periodista Marina Calabró (41) y Martín Albrecht (46) tienen un gran presente. Sobre finales de septiembre eligieron las playas de Miami para tomarse un respiro de sus compromisos laborales. Además de estar en televisión a diario, ella acompaña a Jorge Lanata en la radio. Y a su regreso la pareja sorprendió con una noticia: Jorge Rial puso en evidencia el anillo que estrenaba la panelista de Intrusos y la deschavó en vivo.

Ella no escondió el motivo de su felicidad y emocionada reconoció que era un símbolo de su amor con el gerente comercial de América. Prefirió evitar la palabra compromiso, "porque a Martín no le gusta", explicó. Lo cierto es que más allá de los nombres que cada uno prefiera darles a sus vínculos, la pareja dio otro importante paso en su relación: "Estamos súper felices", reconoce Marina.

Marina junto con su hija Mía (7) y Martín en compañía de su hijo menor Kai (9) compartieron un almuerzo en el restó Bruni, en el barrio de Núñez, y regalaron esa postal tan común por estos días: la de una familia ensamblada. Martín, además, tiene dos hijos adolescentes, Alan (21) y Frank (18) y, según comentó la periodista, no tienen intenciones de agrandar la familia juntos: "Me siento plena con Mía. No estoy para cambiar pañales, no es un proyecto. Igualmente soy cuidadosa con este tema porque pienso en las personas que pueden leer la nota y no quiero ser arrogante. Estamos en otro momento de la pareja en donde tenemos más ganas de buscar y armar espacios para el disfrute y la intimidad, en el sentido amplio". Lo que sí está en la agenda de la pareja es pasar por el registro civil en algún momento, pero Marina reveló que tiene una condición que no se negocia: "Hoy, aunque me case, seguiríamos en viviendas separadas, sin compartir techo ni tener un hogar en común. Aunque suene sin sentido, eso me ordena. La firma la pongo, nuestro amor lo merece", contó Marina.

Los hombres compartieron la mesa enfrentados a las mujeres, en un clima distendido. La pareja se mostró cariñosa, sin duda y por los recientes comentarios de Marina, saben cómo mantener la llama encendida. En este caso, al hombre no se lo conquista por el estómago, Calabró reconoció que sus dotes de ama de casa son bastante limitados: "Cocino casi nada, no soy habilidosa, soy más bien del delivery. Sólo disfruto de la ceremonia del mate para compartir con mi pareja". Pero cuando la yerba se acaba, la panelista –sin ponerse colorada– confesó en dónde sí se saca sobresaliente: "El sexo es muy importante en mi vida. Con Martín descubrí otra dimensión del erotismo, de la sexualidad y de la conexión íntima. Es muy loco lo que nos pasa con mi pareja. El sexo es un alimento maravilloso. Disfruto mucho los momentos de intimidad y también los deseo, los espero, los buscamos y los construimos, sinceramente somos muy hot", aseguró.

Recordemos que Calabró ya había contado una anécdota muy divertida en este sentido en la que una vecina les reclamaba por los ruidos molestos al hacer el amor. Sin dudas, esta pareja sabe cómo pasarla bien. ¡Aplausos!

Comentarios