Policiales
Lunes 22 de Febrero de 2016

Condenan a Quique Leiva a 24 años de prisión efectiva

El juez Enrique Álvarez lo encontró culpable por el crimen de Walter González Montaner, ocurrido en el bar Fiji en octubre de 2013

En la jornada de este lunes, se confirmó de manera oficial que Juan Abel “Quique” Leiva fue condenado a 24 años de prisión efectiva por el asesinato de Walter González Montaner, quien murió producto de un disparo que recibió  en la mañana del domingo 13 de octubre del 2013 en el bar Fiji, ubicado en Santiago del Estero y 25 de Mayo, en la Recoleta santafesina. 
La resolución fue emitida por el juez de Sentencia de la 4ª Nominación, Enrique Álvarez, quien encontró culpable a Leiva por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en concurso real. La pena impuesta por Álvarez fue de 17 años pero le unificó otra que tenía con anterioridad del 2010, por lo cual cerró en 24 años.
Firmes. Familiares y amigos pidieron justicia en todo momento. UNO de Santa Fe/Juan M. Baialardo
González Montaner era instructor de artes marciales y trabajaba en un boliche cercano. Al finalizar sus tareas fue junto a su novia al after y allí hubo una pelea entre dos grupos. El hombre intervino para que el conflicto no pase a mayores, pero eso no sucedió ya que un cliente (Leiva) sacó un arma y lo mató con un disparo en el pecho. Además, otro joven de 22 años fue alcanzado por un proyectil en el abdomen. 
Tras consumar el hecho, Leiva escapó del bar y se dio a la fuga. Siete meses después de estar prófugo de la Justicia, el exbarra de Colón fue detenido el 29 de mayo del 2014 en un operativo realizado en las calles 113 y avenida Florencio Varela, de Ranelagh, en el conurbano bonaerense. 
Vale recordar que por la muerte de González Montaner solo fue imputado “Quique” Leiva y no quienes lo acompañaban en esa mañana del domingo en el bar Fiji, donde ocurrió el homicidio: Jorge Alberto “Caqui” Muñoz y “Nano” Leiva. 
Este último había sido condenado, por medio de juicio abreviado, a dos años y medio de prisión por el crimen de Fabricio Echagüe, ocurrido el 29 de marzo en las calles del barrio Centenario de la capital provincial. 
“Ahora tendremos que aprender a vivir sin la presencia física de mi hijo pero sí con su espíritu entre nosotros”, dijo a Diario UNO, Raúl González, el padre del joven asesinado por Leiva. Consultado por todo el tiempo que pasó desde la muerte de su hijo en adelante, González sostuvo: “Nos ha tocado mucho por vivir a mí y a mi mujer. Muchas llamadas anónimas donde se reían o hacían pom pom pom y cortaban”.
En tanto, González pidió al juez Enrique Álvarez que no deje ni cinco minutos en libertad a Leiva ya que “va a matar a otra persona y cada vez que mata a alguien, asesina a una familia completa”, expresó.

Comentarios