A un click
Martes 02 de Agosto de 2016

Conmovedora historia: Corrió 158 km para reclamar por su hijo del corazón

Fue la manera que tuvo Octavio para pedir la restitución de Tití. El niño fue abandonado y esta pareja se hizo cargo y le dio todo el amor. Pero al año la Justicia decidió entregárselo a otra familia.

Un hombre corrió 158 kilómetros para reclamar por su hijo del corazón, del que fue separado hace más de un año. Ocatvio Vignolio y su pareja, Victoria, compartieron su conmovedora historia y un reclamo desesperado con Desayuno Americano.

Octavio demostró que está dispuesto a dar la vida por su hijo. Por eso fueron tres días de maratón que empezó en Balcarce y terminó en General Guido, donde el joven lloró abrazado a su esposa y su hermano Alejandro, quien lo acompañó todo el recorrido.

"Titi estaba abandonado en el Hospital de Villa Gesell. Nadie lo había visitado ni reclamado. Después de visitarlo al hospital, lo llevamos a casa y comenzamos a forjar un vínculo muy fuerte", comentó el hombre visiblemente conmovido.

"Estuvo un año con nosotros y después la Justicia determinó dárselo a otra familia, pero no funcionó", aseguró Vignolo.

Octavioy Victoria, en abril de 2014 tomaron contacto con un niño que solo tenía 16 meses de vida, se encontraba internado en el Hospital Materno Infantil de la ciudad de Mar del Plata, a donde había llegado desde Villa Gesell en grave estado debido a maltratos físicos provocados por su madre biológica.

Por intermedio del Servicio Local de Villa Gesell, Octavio y Victoria conocieron al bebé al que nadie visitaba. Los autorizaron a verlo completar el recorrido durante cinco días hasta que le dieron el alta. Finalmente los Vignolio volvieron a Balcarce con Titi y la promesa de una guarda con fines de adopción.

Después del fracaso de una revinculación con la familia biológica, la jueza de Familia de Dolores, Verónica Polchowski, autorizó a que puedan adoptar al menor pero al poco tiempo cambió su decisión y optó por entregar a Titi a una familia de General Guido e impuso una restricción de acercamiento para los Vignolo.

"Que vayan a ver cómo está él. Nos describen un nene muy diferente al que vivió con nosotros", agregó Victoria.

Comentarios