Ovación
Miércoles 05 de Agosto de 2015

“Conozco a Orión y para mí no es mala leche”

Matías Sánchez no solo habló del momento del equipo y del resultado del domingo, sino que opinó del arquero titular de Boca, luego de su expulsión ante Unión. 

Luego de lo que fue el gran triunfo del Tate en La Bombonera ante Boca, Matías Sánchez y Lucas Gamba visitaron los estudios de Radio Sol FM 91.5 y compartieron una noche en el programa Unión en Tu Dial. Pero el mano a mano con Ovación fue del volante central, ya que el delantero estuvo en la redacción de Diario UNO el día posterior al 4-3 ante el Xeneize que comanda Rodolfo Arruabarrena. Pero antes de referirse a dicho triunfo, habló sobre cómo se siente en el plantel, ya que fue una de las incorporaciones para la presente temporada.
“Me encontré con un grupo de muchachos muy humildes y laburadores, incluso fue lo que me dijo (Leonardo) Madelón cuando me llamó para mostrar su interés para que me sume. Además, son chicos que no se conforman con lograr lo que tienen, como fue un ascenso, eso está muy bueno. En la parte humana me hicieron sentir como uno más y en eso me fijo siempre porque está claro que cuando vas a un lugar nuevo, en lo primero que uno se fija es cómo son los compañeros y conmigo fueron fantásticos”, comentó el hombre que entre otros planteles estuvo en Racing de Avellaneda y en Estudiantes de La Plata.
Volvió al presente
Pero después de destacar cómo lo recibió el grupo cuando arribó a Santa Fe, el futbolista inmediatamente analizó la realidad del equipo, incluso más allá de lo que fue el resultado del fin de semana pasado ante uno de los punteros del Torneo de Primera División.
“El resultado del domingo fue una consecuencia de todo lo bien que estamos trabajando, y aunque está claro que fue más resonante porque nos trajimos tres puntos de la Bombonera esto no fue casualidad ni muchos menos. Si se fijan en lo que jugamos hasta ahora no perdimos con River, Independiente y San Lorenzo… Eso significa mucho porque se logró debido al esfuerzo de todos, y como nosotros tenemos las cosas bien claras, las cosas son más fáciles, por eso debemos seguir por este lindo camino”, agregó.
Una situación complicada
Más allá de la forma en que se podían analizar las cuestiones tácticas de cómo podía darse el partido, los jugadores de Unión llegaban al cotejo golpeados por la pérdida física de Diego Barisone, y el mediocampista central no soslayó ese tema que sigue siendo caro al sentimiento de todos los futbolistas tatengues.
“La verdad que fue un momento jodido, aunque no lo conocí me di cuenta lo que significó como ser humano por todo lo que repercutió en nuestro plantel, como en Lanús y en la misma Santa Fe. Eso quiere decir lo buen tipo que era y es cierto que se dieron situaciones de ver a chicos emocionados, pero por suerte lo afrontaron como profesionales y pudimos darle aunque sea una pequeña alegría a su familia”, dijo.
La polémica de la noche
Aunque después de haber hablado de una situación por demás de incómoda por la que pasó desde el aspecto humano el grupo que comanda Madelón, se hizo difícil retomar el hilo periodístico. Sin embargo, otro de los últimos temas que trató el 5 rojiblanco fue sobre la falta que cometió en su momento el arquero  Agustín Orión contra el delantero mendocino Lucas Gamba.
“Yo fui compañero de Agustín, en Estudiantes de La Plata y compartí en muchas ocasiones charlas personales y concentraciones, y para mí es un pibe que no es mala leche sino que es una gran persona. Es cierto que también quedó marcado con lo que fue la lesión de Carlos Bueno (San Martín de San Juan) de la que no pienso opinar porque lo vi solo por televisión… Pero yo que lo conozco digo que es un gran tipo y un excelente profesional”.
—¿Cómo viste la jugada del penal?
—Lo que pasa es que Lucas (Gamba), es muy rápido y si miran de nuevo la jugada está claro que lo anticipa porque puntea la pelota y el arquero llegó jugado, pero no creo que haya existido mala intención… Lo que sucede también es que a veces en esta sociedad en la que vivimos queda o pesa más lo negativo o lo malo que por sobre lo bueno. Más allá de ese hecho, es más importante destacar cómo jugamos y ganamos.
Claudio Caplan / Suplemento Ovación

Comentarios