santafe
Domingo 10 de Abril de 2016

Continúan las lluvias en el centro provincial y sigue la crecida de los ríos Paraná y Salado

El Paraná llegó hoy a 6,21 metros en el puerto de Santa Fe, lo que implica un incremento de 10 centímetros en un día, en tanto el río Salado creció 20 centímetros en la ciudad de Recreo, con una marca de 6,57 metros.

Las lluvias continuaban hoy en la región central de la provincia de Santa Fe, con un registro superior a los 20 milímetros desde la medianoche de ayer, y el nivel de los ríos Paraná y Salado seguía creciendo, en tanto se mantenía en 558 el número de evacuados.

De acuerdo a la medición de Prefectura Naval Argentina, el río Paraná llegó hoy a 6,21 metros en el puerto de Santa Fe, lo que implica un incremento de 10 centímetros en un día, en tanto el río Salado creció 20 centímetros en la ciudad de Recreo, con una marca de 6,57 metros.

El repunte del Salado complicó a los habitantes del barrio La vieja Tablada, ubicado por fuera del anillo defensivo de la capital de la provincia, por lo que el municipio asistió a 23 familias que pese a los anegamientos hasta el momento no se deciden a abandonar sus hogares.

Un centro de evacuados situado en el polideportivo de barrio La Tablada recibió hasta el mediodía de hoy a una persona, en tanto se realizan los aprestos para alojar a un mayor número en el caso que se agraven las condiciones.  Distinta es la situación en la costa del Paraná, ya que la crecida que se inició a finales del año pasado obligó a medio millar de personas a dejar sus viviendas sólo en jurisdicción de la ciudad capital.

En el reporte municipal diario se consigna que el número al día de hoy se mantuvo en 558 personas, la mayoría situada en los distritos costeros.  Así, hay 208 personas en refugios ubicados en Vuelta del Paraguayo; 105 en El Bañado; y 94 en casillas construídas frente al riacho Santa Fe, en adyacencias a la ruta nacional 168. Las autoridades brindan asistencia social y sanitaria, con atención médica para atender casos especiales, un dispositivo especial de seguridad y apoyo para el traslado de niños a las escuelas, además de regir un estado de alerta por el avance de ofidios, roedores y arácnidos.

 

 

Comentarios