Ovación
Lunes 17 de Agosto de 2015

Corrió maratón, sin protección femenina

Kiran Gandhi, entrenó todo un año para correr la Maratón de Londres, pero la noche anterior sus hormonas le jugaron en contra. Se indispuso.
Kiran, tomó la opción que le hacía sentirse más libre, ingirió un calmante y, sin ninguna protección, encaró su primer maratón.
“Me decidí a tomar un midol, espero que no me acalambre, sangrar libremente y simplemente correr”, dijo Kiran.
“Un maratón en sí es un acto simbólico de siglos de antigüedad. ¿Por qué no utilizarlo como un medio para atraer la luz a mis hermanas que no tienen acceso a los tampones y, a pesar de los calambres y el dolor, esconderlo como que no existe?”
“SI hay una persona en el mundo que no puede lidiar con esto es un corredor de maratón. No se puede correr con un apósito entre las piernas”, dijo.
Corrió el curso agotador de la carrera con dos amigas, pensando en cómo la sociedad en general pretende que las mujeres tengan períodos que no existen – anuncios de televisión ocasionales aconsejan a las mujeres cómo pueden mantener su menstruación lo más escondida posible.
Kiran se enfrentó a una carrera agotadora, y a una sociedad que seguramente se horrorizará ante su entrepierna.

Comentarios