sociales
Sábado 21 de Mayo de 2016

Cosmos FC: escribe su historia

  Con un responsable y denodado trabajo de formación, esta entidad, que recién comienza a dar sus pasos en Santa Fe, se abrió camino dentro de la sociedad para inscribir su nombre

La vida de los clubes está regida por la iniciativa de un grupo de personas que soñó con crear un espacio donde se pudieran realizar actividades de todo tipo, seguros y mediante las herramientas necesarias. 
En este caso y, caso como una utopía, fue como apareció una nueva entidad en Santa Fe, que gracias a la pasión por el fútbol, con un proyecto coherente a corto, mediano y a largo plazo, ofrece una nueva alternativa deportiva de inclusión social. Pero no fue una tarea fácil, porque se necesitó de mucho optimismo y convicción. Entonces fue así como este sueño se terminó de cristalizar con el surgimiento de Cosmos Fútbol Club.
 
El primer eslabón de esta cadena fue la concreción de la academia de fútbol (30 de julio de 2010), la cual continua actualmente funcionando en el predio “Oasis de Amor y Fe”, emplazado en Callejón El Sable 4650. Conforme a que fueron pasando los meses, las expectativas paulatinamente se cumplieron, sumando cada vez a más chicos y socios. Un motivo para no quedarse y apuntar a más.
 
La segunda parte se dio en lo que muchos llaman el sueño de la casa propia (alquilando un terreno en Callejón Funes 2150). Desde ya que esto demando de mucho movimiento y de golpear muchas puertas, pero gracias al empeño y con la fe ciega en lo que se quería, todo fue tomando color poco a poco. De esta manera se consiguió el predio, al cual hubo que acondicionar y, casi sin que todos se dieran cuenta, Comos FC ya tenía su sede, con acta de fundación el 27 de septiembre de 2010.
 
La cadena de a poco se fue forjando torneo a torneo y práctica a práctica, tratando de ofrecer calidad y excelencia con una propuesta seria y bien organizada, la cual se transformó en lo que es hoy: una marca registrada. Dicho esfuerzo le dio un nombre corto, pero con mucha proyección y del que todos hablan en Santa Fe.
 
El Proyecto
El club tiene una sede central en Callejón Funes 2150 y, a su vez, otras dos subsedes en Oasis de Amor y Fe (Callejón El Sable 4650) y en el club San Martín de Monte Vera. También expande su tarea en barrio Los Troncos; San Agustín; Los Naranjos; Esmeralda; Policiales; Los Cipreces; La Loma; Monte Vera; Yapeyú; y Loyola, entre tantos más. Allí se brinda asesoramiento, materiales y ayuda en cualquier inquietud que los chicos tengan.
 
Sin dudas, el fútbol fue evolucionando, se adaptó a las ciencias. Pero al momento de hablar sobre el fútbol infantojuvenil, inevitablemente las controversias aparecen, como las relaciones entre exitistas y lo recreativo para los niños, la realización lúdica y el estrés competitivo, la presión de padres y entrenadores, entre muchos factores más. Más que nada, porque conviven en una realidad deportiva en la cual el camino hacia la formación de futuros jugadores se hace realmente dificultoso.

Apuesta por la base. En la institución creen que el trabajo de formación es clave.

La falta de objetivos, los errores cometidos por personas que no tienen preparación específica o carecen de capacitación son moneda común en la actualidad. Lógicamente que esto puede deparar en pasos hacia adelante o la postergación de las etapas en el crecimiento deportivo o enseñando desde la óptica, el razonamiento y las posibilidades físicas de un adulto. Todo esto sin tener presente o desconociendo la maduración, nivel de adaptación, calidad y características de los tejidos, características neuromotrices, intereses y necesidades del niño y adolescentes que tienen a su cargo.
 
Sin darse cuenta, trae aparejado la frustración de posibles carreras exitosas, traumatizándolos con presiones generadoras de estrés conducentes no a ganar, sino a evitar perder o, en el peor de los casos, conllevan un abandono prematuro de la actividad. Esto marca a esa persona y, desde el aspecto comercial, es una pérdida irreparable para el patrimonio de los clubes.
 
Por todo esto es que desde Cosmos consideran necesario garantizar la idoneidad de quienes trabajan en el fútbol de iniciación o base. Incentivar el estudio de personas que muchas veces lo habían abandonado durante años, para que puedan contar con las herramientas que les permitan saber ¿qué, a quién y cómo enseñar? 

Juego. Pese a lo lindo del deporte, crecer junto a los amigos, lo más importante.
 
El objetivo del deporte infantojuvenil es procurar que, quienes participan en él, desarrolle una actividad física que le brinde beneficios inmediatos y a largo plazo. Pero más importante aún, es no perder de vista que, jugar al fútbol no es solo entrar a una cancha, sino es salir a la vida. La idea principal es que tenga cada zona un referente capacitado que pueda potenciar el desarrollo de cada niño e inculcarle valores de buena conducta para que el día de mañana este pueda desenvolverse en cualquier ámbito de la vida.

Comentarios