Economía
Sábado 18 de Julio de 2015

Cristina pidió fortalecer la integración del Mercosur

Llamó a consolidar el bloque regional para enfrentar los cambios globales y evitar un “nuevo plan Cóndor”. Rechazo a los buitres

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió ayer profundizar la integración regional y consolidar instituciones como el Mercosur y la Unasur, para “fortalecer más que nunca las democracias” de la región. Dijo que es una forma de “evitar” un “nuevo Plan Cóndor” que “tal vez esté pergeñándose en algún lugar”, aunque no se llame igual y “no tenga la intervención de las Fuerzas Armadas”, advirtió.

Cristina participó ayer de la cumbre de presidentes de los países que integran del Mercosur, que se realizó en Brasilia. Allí traspasó la presidencia pro témpore del bloque a su colega paraguayo, Horacio Cartes. Durante la cumbre, se resolvió el ingreso como miembro pleno de Bolivia, que se suma así a la Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

En el encuentro, los líderes sudamericanos firmaron una declaración de repudio contra el accionar de los fondos buitre, “grupos minoritarios de tenedores de títulos no reestructurados de deuda soberana de la República Argentina”, cuya actuación “dificulta la obtención de acuerdos definitivos entre deudores y acreedores y pone en riesgo la estabilidad financiera de los países”.

Al pronunciar su discurso en la 48º Cumbre del Mercosur, Cristina pidió tomar los bloques regionales como “modelo” para resolver los conflictos en forma pacífica y “con mayor velocidad y eficacia”.

En ese contexto, subrayó la “necesidad de profundizar la integración; en momentos en que en el mundo se intenta volver a cambiar los términos de intercambio comercial” y destacó el rol de la Unasur para contrarrestar los “intentos de golpe” en Bolivia y en Ecuador.

“Hoy se cumplen 40 años del Plan Cóndor. Tal vez se esté pergeñando en algún lugar un nuevo Plan. Tenemos que fortalecer más que nunca nuestras democracias”, señaló.

Su colega Dilma Rousseff, que enfrenta amenazas de juicio político y que ayer rompió con el presidente de la Cámara de Diputados, dijo en el foro que no hay margen para “aventuras antidemocráticas” en América del Sur.

Durante el encuentro, el Mercosur reafirmó su intención de sellar cuanto antes el tratado de libre comercio con la Unión Europea (UE), de consolidar la unión aduanera y de flexibilizar sus normas, para permitir a los países alcanzar acuerdos extrabloque.

Allí apuntaron los discursos de los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff; de Paraguay, Horacio Cartes; y de Uruguay, Tabaré Vázquez. Los tres insistieron en la necesidad de concretar lo antes posible el dilatado tratado con la UE, que lleva dos décadas de negociaciones y en el que se espera avanzar en el último trimestre.

Rousseff dijo que “los efectos de la crisis económica internacional generan desafíos para las economías de la región, por eso es importante que las reglas se mantengan flexibles, para que cada Estado parte reserve el espacio necesario para negociar”.

Recordó que el bloque ya no cuenta con el fuerte crecimiento de China ni el de los altos precios de los commodities.“Esta situación pasó a exigir políticas económicas capaces de preservar las conquistas de los últimos años”, indicó.

Comentarios