Ovación
Lunes 30 de Mayo de 2016

“¡Cuánta hipocresía!”

Tras haber impugnado las candidaturas de José Néstor Vignatti y Horacio Darrás para los próximos comicios en Colón, el exdirigente José Luis De Sanctis le confirmó a Ovación que ahora recurrirá a la Justicia. Además, recusará a Eugenio Marcolín como presidente de la junta electoral

El pasado jueves 12 de mayo, la Comisión Directiva de Colón, que fue electa en diciembre último, presentó la renuncia y la institución quedó en manos de la sindicatura a cargo de Héctor Gabriel Somaglia –junto a Gustavo Camussi y Raúl Calvo– con el control del órgano fiduciario y la jueza que entiende en la causa del salvataje deportivo. Al día siguiente se llamó a elecciones de las nuevas autoridades, que se fijaron para el domingo 12 de junio venidero, y en un caso inédito en la historia del Rojinegro, habrá cinco listas en la contienda electoral.
 
Pero un histórico exdirigente del club, José Luis De Sanctis, impugnó ante la Junta electoral a José Néstor Vignatti y Horacio Darrás, candidatos a presidente y vicepresidente 3º, respectivamente, de la lista Tradición Sabalera. Pero no se quedó ahí: en diálogo exclusivo con Ovación, confirmó que recurrirá a la Justicia para que se expida sobre el tema; y además que recusará a Eugenio Marcolín, presidente de la Junta electoral.
 
“Impugné las candidaturas de Vignatti y Darrás basándome en el artículo 58 del Estatuto, que los hacen «responsables en el ejercicio de sus funciones y responden ilimitada y solidariamente hacia la institución, los asociados y los terceros por el mal desempeño de sus cargos, así como por la violación de la ley, el Estatuto y el reglamento y por cualquier otro daño producido por dolo, abuso de facultades o culpa grave», y por el artículo 45, inciso f., «siendo deudores por indemnización de daños y perjuicios» contra el club”, detalló De Sanctis. 
 
Y prosiguió: “Yo considero que ellos son deudores de la institución por la deuda que dejaron con la Afip con las retenciones que se practicaban a los jugadores. Pero hay un detalle importante en este caso: la deuda que dejaron no es por el capital, sino por la cantidad de multas y multas y multas que recibió la institución. Eso es un mal desempeño. Este dinero debió concursarse en la época del presidente (Germán) Lerche, y ahora se está pagando con el salvataje deportivo, ya que aquella deuda no se había terminado de pagar”, agregó. 
 
 
Como este lunes la Junta electoral recibió los descargos de la lista Tradición Sabalera (ver página 5), De Sanctis se refirió a los pasos que dará. “Voy a recusar a (Eugenio) Marcolín porque no me gustó su forma de actuar, siendo que es el presidente de la Junta, ya que él abrió juicio sobre mi impugnación sin haberla leído. Cuando fui al club, el día que la presenté, el jueves 26 de mayo último, él no estaba en la reunión y yo me entero por medios periodísticos, y lo escuché, que abrió juicio sobre algo que no había leído, lo que me llamó la atención. ¿Cómo que abre juicio? Para emitir su veredicto, o dictamen, debe leer las presentaciones de las partes. Si un juez no leyó el contenido de los escritos, ¿cómo puede dictar sentencia?”, se preguntó. 

Y reveló: “Si se desestiman las impugnaciones, voy a recurrir a la Justicia. Quiero que el pueblo de Colón entienda, y hasta la misma gente de Vignatti, y los que hoy dudan de él, porque mucha gente está en duda con él, que lo que estoy haciendo es por el bien de Colón. 
 
Tengo una enorme tristeza por el momento que está viviendo la institución. Y además, estoy preocupado porque lo que hizo esta Comisión Directiva que renunció recientemente, es inédito. ¿Dónde se vio que en dos años vayamos a elegir a un séptimo presidente? Es algo increíble lo que está ocurriendo. Aparte, el grado de hipocresía que veo en esta Comisión saliente, es inmenso. Resulta que los que renunciaron se vuelven a presentar para el mismo cargo que ocupaban. Entonces, esto es una joda, y a Colón no se lo toma para la joda. Colón es otra cosa y hay que tener un cierto grado de respeto y un poco de honorabilidad. Sino, no se puede entender lo que hicieron. Lo dije una vez y lo repetiré mil veces: esta Comisión estaba en plena luna de miel, y se divorciaron. ¿Dónde se vio esto, que a los cinco meses tengamos que votar de vuelta?”, disparó.
 
Y recalcó: “Esta Comisión que renunció la formó pura, única y exclusivamente Vignatti, como quiso y le gustó. Pero todo se paga en la vida, porque se hizo entre gallos y medianoche, se puso a cualquiera sin haber consensos, sin tener una trayectoria, sin ver si eran compatibles. Formar una Comisión Directiva requiere de consensos y acuerdos, tenés que ser compatible con quien te vas sentar juntos, o trabajar juntos. Ahí están las consecuencias”, apuntó De Sanctis.
 
—En el descargo de la lista que encabeza José Vignatti, los apoderados de la misma destacan que usted, cuando fue presidente de la Junta electoral en 2013, rechazó unas impugnaciones con el argumento de que las mismas debían ser presentadas por las listas o sus apoderados y no por un socio, como ahora es su caso. ¿Qué dice al respecto?
—En ese caso lo que pasó fue que había que presentar un poder, y lo hizo el síndico de la institución, lo que no correspondía. Ahora en este caso, me presento como socio de la institución, y si lo que yo estoy haciendo no sirve, el Estatuto lo va a decir. La verdad va salir a la luz. Por eso voy a la Justicia, porque creo tener razón, y no quiero hacerle daño a Colón. Si hoy estoy levantando una brisa, es porque el huracán ya está desatado en Colón. Y reitero: ¿era necesario todo esto que está sucediendo en el club en este momento? En cambio, hoy habría que estar pensando en qué jugador traés, qué jugador se va, qué técnico hay que traer, pero estamos gastando energías y peleándonos entre nosotros. Esto es inenarrable. Lo de Colón es una tragedia. En Colón hubo un golpe de Estado, los socios y los hinchas, no nos merecemos esto”, expresó.
 
“Decía que elegiremos al séptimo presidente en dos años –continuó De Sanctis– y recuerdo con cuántos hablé y les pedí que no renuncien. Lo hice con (Eduardo) Lalo Vega, al Bicho (Víctor Francisco) Godano, a Gustavo Ingaramo, a Marcelo Ferraro. Está bien que tuvo problemas de salud, pero había otros en la Comisión. También le pedí a Jorge Giorgetti, a Enrique (Ariotti), que no se fueran porque veía que todo esto que se venía era una trampa, enseguida noté que había algo detrás. ¿Cómo puede cambiar una persona, de no ser nada a ahora querer ser presidente?”, apuntó De Sanctis en clara alusión a la aspiración electoral de Vignatti. 
 
 
—Por la crisis que hoy se vive en Colón, ¿cuál es su mensaje para los socios y los hinchas?
—Que la gente me sepa entender, y por favor les pido a los colonistas que no nos sigamos equivocando. Culpas tenemos por habernos equivocado, como cuando se lo votó tres veces a (Germán) Lerche, algo inconcebible. Y así estamos. Yo lo único que busco es el bien para Colón, y el que me conoce de cerca lo sabe, luché toda la vida por Colón y, por sobre todas las cosas, trabajé permanentemente para Colón y sin ser directivo. También podría haberlo hecho quien armó todo este problemón en Colón, que es Vignatti. Podría haberlo hecho tranquilamente, pero no, él quería el poder, para hacer de la institución lo que se le antoja, como siempre lo hizo”, remató el exdirigente.
 
Y sobre el doble discurso de muchos en este duro presente del club, De Sanctis recordó una charla mantenida semanas atrás: “Entre otros, hablé con Patricio Fleming, quien integraba el Tribunal de Honor, y le pedí que no renuncie. Este me respondió que «no podía continuar, porque se lo había pedido la familia tras haberle dado un susto con su salud». Y ahora resulta que es candidato (a vice 2º) de vuelta ¡Cuánta hipocresía que hay!”, concluyó.
Julio M. Cantero / julio.cantero@uno.com.ar / Ovación

Comentarios