Ovación
Miércoles 02 de Agosto de 2017

De Avellaneda a la Avenida

Al fichaje de Damián Martínez que se fue cerrando el pasado fin de semana, ahora se suma Julián Vitale, un volante también sin lugar en Independiente.

Unión transita una semana clave para ir cerrando el plantel que afrontará desde el 20 de agosto la Superliga, un torneo que tendrá 27 fechas y donde solamente se jugará un clásico.

Y Leonardo Madelón sabe que el tiempo se acorta, independientemente de las dificultades existentes en el mercado, para poder contar con todo el personal a disposición.

En materia defensiva por una u otra razón el equipo rojiblanco se fue desprotegiendo y la necesidad de encontrar alternativas fue en aumento.


Si bien se hará oficial en las próximas horas, la vinculación del defensor Damián Martínez se fue abrochando el fin de semana, al no ser tenido en cuenta en Independiente. El defensor jugó muy poco desde que llegó de Defensa y Justicia y en el ciclo Holan no tiene cabida. Entonces Unión asoma como una importante posibilidad para lograr continuidad, en una posición donde Madelón tiene alternativas de las canteras pero tendrá una opción más.

Cabe destacar que la transacción será con un cargo de 50.000 dólares bajo las siguientes pautas: si el ex jugador de Defensa y Justicia disputa el 50% de los encuentros, el cargo no se abonará, mientras que si llegase a estar presente en el 25% de los cotejos, el mismo será de 25.000 dólares. Además, la opción de compra será de 500 mil dólares, por el 50% de la ficha del jugador.

Y en la mitad de la cancha, a la hora de pelear por traer un jugador, el DT les pidió a los dirigentes un esfuerzo por Mauro Bogado, titular en Huracán y con contrato vigente en el Globo. Si bien el propio Madelón se comunicó personalmente con el futbolista, quien se mostró interado en cambiar de aires, el tiempo pasó y no hubo novedades.

Por eso con la cuenta regresiva en aumento, la decisión fue abrochar la llegada de Julián Vitale, un volante central que tampoco tiene lugar en Independiente. Nació el 21 de julio de 1995 y fue promovido en 2015 al plantel principal, con el atenuante de apenas pisar la cancha 254' en el último año y medio.
De esta manera, Unión ya tiene cinco refuerzos, dado que ya entrenan con el plantel los mediocampistas Damián Arce, Diego Zabala y Claudio Aquino.