Espectáculos
Martes 10 de Mayo de 2016

De a dos por el camino de la música y con un resultado lleno de colores

Siguen recorriendo un abanico musical que tiene como motor principal la libertad. Este sábado presentarán De a Par Sería, su nuevo espectáculo que mezcla música con otras artes y pone su eje en la música argentina. La cita será desde las 21.30 en El Taller. Escenario habló con los artistas

Nilda Godoy y Cacho Hussein vienen transitando juntos el camino de la música desde hace unos años. Lo bueno es que ya con un disco en su haber que se titula Canciones Queridas, el dúo está nuevamente en escena con un nuevo espectáculo que tiene como característica una mirada más fina y exhaustiva que pone el ojo en la música argentina y en especial la del Litoral. 
Escenario habló con los artistas por lo que estarán presentando el sábado desde las 21.30 en El Taller: su espectáculo De a Par Sería. En este show recopilan obras tomando como base un rasgo justificador su pertenencia a distintos dúos de compositores que los “deslumbraron”, desde Carlos Gardel y Alfredo Le Pera, hasta Carmen Guzmán y Héctor Negro, pasando por Astor Piazzolla y Horacio Ferrer. Por otro lado se unen a otras ramas del arte como Juanito Laguna remonta un barrilete”) donde aparece otra vez la mixtura con la literatura y todo vuelve a pensarse como un dúo. 
— Hablemos primero del espectáculo que es la segunda vez que lo van a mostrar al público.
— Nilda Godoy: Sí, es la segunda vez que vamos a mostrar De a Par Sería. La particularidad de este show es que está pensado de a par de compositores. En este caso están rondando más el ámbito del tango. Son emblemáticos. Son personas que han aportado algo muy fuerte y que quedó marcado en la música argentina. Y bueno uno nos fue llevando a otro y no terminamos más (risas). 
Igual si bien el fuerte es el tango también nos vamos por otros lados. Por dar un ejemplo tenemos compositores como Gardel y LePera o Piazzola y Ferrer tenemos también a Carmen Guzman con Héctor Negro que está más tirado para el lado sureño más para la milonga. Eso en lo que respecta a lo musical y estamos contentos con lo que logramos. 
—Igual esto de los pares no queda solo en la música. También intercambiaron géneros y ramas del arte...
—Cacho Hussein: Sí, eso se fue dando de a poco. Empezamos con la literatura y de ahí tomamos cosas de Borges y Tuñón y las musicalizamos. Después decidimos ir un poco más allá y a la vez más acá. Y la plástica entró por medio de Berni y la obra Juanito Laguna. Por supuesto que esto es un universo inmenso y nosotros solo lo que hicimos fue tomar una muestra de todo. Igual todo lo que agarramos nos funciona como futuros disparadores de otros trabajos que se nos van ocurriendo. Son muchas cosas. Hay tanto... Si tomamos por ejemplo lo que respecta con la obra Juanito Laguna hay muchas cosas que están musicalizadas. Elegimos solo dos. Pero en el caso que uno quiera se puede hacer mucho más. Esto es lo bueno de trabajar de esta forma tan tranquila. Es que siempre van apareciendo cosas y el abanico de posibilidades no se termina nunca. 
—Este trabajo, por lo que cuentan, tiene la tranquilidad del paso del tiempo. Con un disco ya grabado es como que se dan un poco más de tiempo para buscar material y ordenarlo ¿Es así?
—CH: Todo sale de charlas más tranquilas. De la conversación diaria. En nuestro caso cada uno está escuchando lo suyo y estudiando lo suyo pero siempre nos pasamos materiales para compartirlo.
Es muy motivador tomar todo esto como un juego. En nuestro caso vamos grabando muchas canciones que van apareciendo. Están hechas de manera muy casera pero es como que toman vida y siempre nos queda la sensación que pueden estar en un disco. Con esta explicación tratamos de mostrar que todo sale de lo cotidiano y después se lleva a un lugar más alto. 
—Es como una falsa inmediatez... La posibilidad de grabar ya hace que todo se pueda ir escuchando y de ese registro tomar lo más importante...
—NG: Sí, algo así sería. Igual, después esas ideas las llevamos al estudio. Pero las seguimos trabajando tranquilos porque es el estudio de Nahuel Ramallo que es un amigo y que nos da esa sensación de estar como en casa. Es todo muy distendido. Igual en la esencia siempre nos proponemos que la cosa fluya. No somos tan perfeccionistas en lo que hacemos. No porque seamos descuidados. Es una forma de ver y escuchar las cosas. No queremos armar un rompecabezas en la interpretación. Queremos que sea siempre algo más natural y que el que escucha se encuentre con eso. Además no pensamos en grabar cosas que después no podramos mostrar en vivo ya que sería un absurdo. 
—CH: Nos gusta tocar como «la vieja escuela». Siempre privilegiamos el cómo tocamos y nuestro costado expresivo sobre lo técnico. A veces eso puede ser que la cosa se mejore. Cantarlo diferente o tocarlo distinto pero siempre en los registros queda la manera en que se lo interpretó en ese momento con esas cualidades en ese tiempo y espacio. Después está el vivo para cambiarle cosas o mostrar algo distinto en el caso que uno quiera. Creo que por ese lado vamos y eso es lo que la gente va a poder ver en el espectáculo.

Por Maxi Marano - mmarano@uno.com.ar / De la Redacción de UNO Santa Fe

Comentarios