santafe
Miércoles 13 de Abril de 2016

"Debemos trabajar todos juntos para que fenómenos extraordinarios como este afecten lo menos posible a la ciudad"

Así se expresó Leonardo Simoniello luego de participar de la reunión del Comité de Gestión de Riesgos de la ciudad. En el encuentro se trabajó en la actualidad de la región luego de las persistentes lluvias y se acordaron medidas de prevención.

Este miércoles se reunió el Comité de Gestión de Riesgo de la Ciudad, en un encuentro que se llevó a cabo en el Palacio Municipal. El mismo fue encabezado por el intendente José Corral, y contó con la presencia del presidente del Concejo, Leonardo Simoniello, junto con ediles de diferentes bloques, el titular del Instituto Nacional del Agua Carlos Paoli e instituciones que prestan sus servicios en la emergencia.
 
Durante la reunión se analizó la situación que atraviesa la ciudad, tras las persistentes lluvias registradas en los últimos días.
 
El presidente del Concejo Municipal, Leonardo Simoniello, indicó que en el encuentro “se alertó sobre la situación de las napas y la posibilidad de trabajar, en estas circunstancias, sobre ciertos lugares de la ciudad” alertando que en algunos sectores de la región “las napas están por encima, inclusive del propio Ubajay”.
 
En este sentido, Simoniello sostuvo que se acordaron medidas de prevención, entre ellas, “la posibilidad de asegurar mayor presencia policial y mayor cantidad de generadores ante posibles cortes de energía”.
 
Además, manifestó que en la reunión se advirtió sobre la presencia de “socavones, algunos sobre los que la provincia ya está trabajando”, explicando que “el tema de la napa freática alta traerá problemas, no solo en zonas de calles de tierra, sino también donde existen otros tipos de infraestructura”.
 
“Los anegamientos de las napas dependen tanto de los niveles internos y de la ubicación de los terrenos, como de la altura en la que se encuentra el nivel freático. Por eso también, podemos inferir que luego que pasen las lluvias, el proceso de recuperación será bastante más lento que el propio descenso del río, manteniéndose consecuencias importantes tanto en la situación de las calles como en el sistema sanitario”, desarrolló Simoniello.
 
“Sin dudas hay que seguir trabajando para estar preparados y para que las consecuencias de fenómenos extraordinarios como éste, afecten en menos tiempo a la ciudad y a menos vecinos”.
Fuente: Prensa Leonardo Simoniello

Comentarios