santafe
Martes 02 de Febrero de 2016

Declaran sitio protegido a islas y humedales de Santa Fe y Entre Ríos

Es el primer territorio interjurisdiccional que obtiene el rango otorgado por la convención de especialistas. El beneficio responde a un tratado internacional de preservación.

Unas 240.000 hectáreas de humedales comprendidos en el Delta medio e inferior del río Paraná fueron declaradas "sitio Ramsar", lo que representa que están bajo protección internacional de la Convención de Ramsar y que la provincia de Santa Fe cuente con una tercer área protegida por dicho tratado.La nueva área protegida constituye además el primer sitio de este tipo con carácter interjurisdiccional en el país ya que será administrado juntamente por las provincias de Entre Ríos y Santa Fe y la Administración de Parques Nacionales.
De esta manera Santa Fe pasa a contar con tres sitios Ramsar. Los otros dos son Jaaukanigas, ubicado en el extremo nordeste provincial, en el departamento General Obligado, y la laguna Melincué, en el sureño departamento General López. Por su parte, el gobierno entrerriano participó en las gestiones a través de la Secretaría de Ambiente.
Esta designación implica proteger un corredor biogeográfico en el que conviven una gran diversidad de ambientes, flora y fauna. El Delta del Paraná, localizado en las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, comprende humedales continentales de origen fluvial asociados a la llanura de inundación del río Paraná, en sus tramos medio e inferior. Son 240.000 hectáreas que incluyen los territorios de dos parques nacionales; el Predelta, ubicado pocos kilómetros al sur de Diamante, y el denominado Islas de Santa Fe.
Los humedales de la extensa planicie aluvial cumplen un importante papel de regulación hidrológica y biogeoquímica, y constituyen un corredor biogeográfico en el que conviven especies de regiones tropicales, subtropicales y templadas.
Reservorio
El sistema cumple un rol importante como reservorio de biodiversidad, brindando alimento, refugio y sitios de reproducción a numerosas especies de peces, algunas de ellas migratorias, así como especies de aves, reptiles y mamíferos que presentan algún grado de amenaza. Algunas especies sobresalientes son aves como los capuchinos pecho blanco y castaño y el yabirú, reptiles como el yacaré overo y mamíferos como el gato montés y el lobito de río.
En consideraciones a una emisora entrerriana, el militante ecologista Jorge Daneri, responsable de la organización Fundación Ambientalista M"Biguá, expresó que "el nuevo Ministerio de Ambiente de la Nación, junto con las autoridades ambientales de Entre Ríos y Santa Fe deben generar todo un programa de preservación para proteger un corredor biogeográfico en el que conviven especies de regiones tropicales, subtropicales y templadas que generan una gran diversidad de ambientes, flora y fauna".
También sobre la declaración, el militante ecologista destacó que "en este caso, tiene algo muy positivo y es que la declaración de la Convención Ramsar también venía solicitada por los firmantes del Acuerdo de Ordenamiento Pesquero y Conservación de la Biodiversidad en el Delta del Paraná alcanzado por las provincias en 2008 y que se conformó como un acuerdo interjurisdiccional para regular el uso del Delta", explicó Daneri.
El área ahora protegida comprende una zona ubicada aproximadamente entre las ciudades entrerrianas de Paraná, en lo que se considera el fin del Paraná medio y el comienzo del Paraná inferior y se extiende hacia el sur hasta las proximidades de Timbúes.
La historia de la búsqueda de una mayor protección jurídica del Paraná medio e inferior arranca con la resistencia de numerosas entidades ambientalistas contra el proyecto de construir una represa hidroeléctrica en el Paraná Medio, lucha que alcanzó su punto culminante en1996 en el gobierno de Carlos Menem. Mediante un recurso de amparo las organizaciones lograron un fallo judicial favorable para paralizar el proyecto.
El Convenio sobre los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas, fue firmado en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975. Argentina es una de las 154 partes contratantes de este tratado intergubernamental que tiene por objeto la defensa y conservación de las zonas húmedas del planeta. Este convenio elaboró un listado de 1.641 humedales de importancia internacional, que abarcan una superficie total de 1.460.000 kilómetros cuadrados (146 millones de hectáreas).
En Argentina, la superficie de todos los sitios declarados suma 5.625.407 hectáreas. La Secretaría del Convenio tiene su sede en la ciudad suiza de Gland, próxima a Ginebra.
Planicie
En el sitio, la planicie aluvial, de entre 20 y 40 kilómetros de ancho, está ocupada por depósitos aluviales y por arroyos, ríos y lagunas de distintos tamaños y dinámicas. En el cauce principal del río hay bancos de arena e islas,algunos de los cuales rondan las 1.000 hectáreas, como la isla Campo El Rico. Existe además una red cauces menores con albardones, lagunas, algunas de las cuales tienen una profundidad promedio de dos a tres metros, aptas para la reproducción, cría y desarrollo de especies valiosas para la actividad pesquera. Las más extensas, como la laguna Coronda, tienen alrededor de 20.000 hectáreas. El río actúa como corredor biogeográfico donde conviven especies de regiones tropicales, subtropicales y templadas. Todo el sistema es un reservorio de biodiversidad brindando alimento, refugio y sitios de reproducción a numerosas especies de peces, algunas migratorias.

Fuente: La Capital

Comentarios