El país
Viernes 28 de Octubre de 2016

Demanda laboral: limpiaba el baño de una escuela, se salpicó con excremento y perdió un ojo

La Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART) deberá pagarle más de 50 mil pesos al celador que sufrió el accidente donde quedó ciego de su ojo derecho.

La Justicia determinó que deberán pagarle más de 50 mil pesos a un celador de un colegio que sufrió un accidente laboral donde ingresaron restos fecales en su ojo y perdió la visión definitivamente.

La historia tiene su punto de partida el primer día de abril de 1999, cuando el hombre –se reserva su identidad- comenzó a trabajar en la escuela San Francisco de Asis de Mendoza capital, como empleado de limpieza. Al año siguiente, el 4 de abril, tuvo lugar el insólito incidente que desató la demanda laboral.

Cerca de las 11.30 de ese día, el hombre se encontraba realizando sus tareas de higiene en el baño de establecimiento. Precisamente, según relató en la Justicia, estaba destapando un inodoro cuando restos de excremento salpicaron su rostro.

La materia fecal ingresó en su ojo derecho y pese a que intentó lavarse con abundante agua, comenzó a notar un color rojizo. Al día siguiente empezó a tener dolores e hinchazón, por lo que inició un tratamiento oftalmológico donde le indicaron licencia por dos meses. El trabajador tenía una infección producida por una bacteria llamada pseudomona.

Todo terminó de la peor manera ya que el acontecimiento tuvo el triste desenlace de la pérdida del ojo del trabajador, por lo que realizó la denuncia pertinente ante la Asegurador de Riesgos del Trabajo (ART).

La compañía rechazó la cobertura ya que había pasado un tiempo injustificado entre el accidente y la notificación. Solamente brindó algunas de las prestaciones y le otorgó el alta médica al actor el 29 de julio de 2011.

En noviembre de ese año, un médico detectó que el celador tenía una incapacidad laboral del 42 por ciento.

El hombre presentó una denuncia laboral solicitando poco más de 45 mil pesos en concepto de indemnización, la cual fue tramitada en la Quinta Cámara del Trabajo. Desde la ART negaron todos los hechos denunciados.

Dos testigos declararon en el expediente y confirmaron el incidente que sufrió el celador. El peritaje médico laboral también ratificó la lesión definitiva en la córnea derecha que sufrió la víctima, lo cual le produjo ceguera total de ese ojo.

El juez laboral Antonio Sánchez hizo lugar a la demanda y condenó a la ART a pagar 54 mil pesos más intereses y costas al actor, lo que deberá cumplirse en cinco días a menos que la parte vencida apele la demanda.

Fuente: Diario Uno de Mendoza

Comentarios