santafe
Lunes 25 de Enero de 2016

Dengue: el municipio fumiga y pide a los vecinos trabajos domiciliarios

Solamente se realizan tareas en espacios públicos.  Por la crecida de los ríos, ampliaron las zonas fumigadas. Se combaten las larvas y el mosquito adulto    

Sobre fines de septiembre, cuando las temperaturas comenzaron a elevarse, la municipalidad de Santa Fe comenzó con el cronograma de fumigaciones contra los mosquitos. El mismo, se espera que continúe hasta que el calor diga “basta” en la ciudad. Todas las áreas de salud, provinciales y locales, se encuentran atentas al comportamiento que está teniendo el dengue, enfermedad provocada por el mosquito. 
 
En este contexto, el Gobierno de la Ciudad realiza dos tipos de fumigaciones para combatir al Aedes aegypti. Además, reclama acciones individuales a los vecinos de la ciudad para combatir, dentro de los hogares, al mosquito transmisor de la enfermedad. 
 
El municipio utiliza dos productos para fumigar en los espacios públicos. Para combatir las larvas usa un producto biológico que se aplica sobre espacios con agua acumulada, como suelen ser las cunetas o canales de desagüe. Desde su aplicación, el producto tiene una duración efectiva de hasta 80 o 90 días. Por tal motivo, se aplica solamente un par de veces durante el tiempo de fumigaciones. Sobre su toxicidad, el larvicida utilizado no posee ninguna contraindicación. 
 
El segundo producto usado actúa por “volteo”. Es decir, trabaja de forma inmediata contra el mosquito adulto y lo realiza por el contacto y por la ingesta del mismo. Esta sustancia es suministrada en espacios públicos, parques o paseos, es empleada periódicamente y tiene una durabilidad de uno a dos días. 

Por tal motivo, el municipio cuenta con una rutina de trabajo y cada 15 días –en algunos casos menos– procede a la fumigación de estos espacios. Para aquellos lugares que son populares, como por ejemplo la Costanera santafesina, el producto se aplica un día antes de la concurrencia masiva de personas. 
 
Los espacios fumigados suelen ser generalmente los mismos todos los años. Sin embargo, el 2016 exigió la ampliación o la incorporación de algunos sectores. A raíz de la crecida de los ríos, la Municipalidad procede a fumigar todos los sábados los refugios destinados para las familias evacuadas que se encuentran a la vera de la ruta 168. 

Rutina. Cada 15 días, el municipio repite las fumigaciones / Foto: Gentileza Municipalidad de Santa Fe
 
En este escenario, la Municipalidad recomienda a los vecinos igualmente tomar precauciones dentro de los hogares. El Gobierno de la Ciudad no realiza fumigaciones domiciliarias y por lo tanto pide por el proceso de descacharrización hogareña. Igualmente, el municipio puede intervenir en domicilios privados cuando está indicado realizar una “acción de bloqueo” contra el dengue. Ante esa situación, y de acuerdo al protocolo, se procede a la fumigación domiciliaria de 9 manzanas alrededor del domicilio afectado. 

En diálogo con Diario UNO, el Subsecretario de Ambiente de Santa Fe, aclaró: “Lo que tiene que quedar en claro es que nosotros no intervenimos sobre el espacio público pero el mosquito no anda únicamente ahí, sino que se cría en los domicilios, en los patios, dentro de las manzanas. En esos lugares, como municipio, no tenemos acceso a ingresar al patio de las viviendas”. 
 
Roberto Celano insistió en el acompañamiento que deben realizar los vecinos de la ciudad para combatir el dengue. “Las acciones que haga el gobierno tienen que ir acompañadas de trabajos individuales por parte de los vecinos. Es muy importante en este sentido la campaña de concientización. Las personas deben realizar el descacharrado en el interior de las viviendas y tratar de eliminar aquellos lugares donde el mosquito pueda colocar los huevos, como son cubiertas o macetas”, agregó Celano. 
 
El responsable de ambiente de la ciudad informó que se realizan dos tratamientos para combatir al mosquito. “Hacemos los dos intervenciones. Por un lado el larvicida que se aplica en lugares con agua, como son cunetas o canales. Y por otro lado actuamos sobre el mosquito adulto”, explicó Celano. Los efectos del primero pueden durar aproximadamente 90 días. En cambio, para combatir el mosquito adulto es necesario realizar un trabajo cotidiano. 
 
“Tenemos una rutina de trabajo y un programa semanal donde vamos aplicando el adulticida. Lo utilizamos en los espacios públicos, generalmente fumigamos un día antes de la concurrencia de personas. Cuando sabemos de un evento el fin de semana, que puede concentrar a muchas personas, nosotros uno o dos días antes hacemos la aplicación del producto”, dijo Roberto Celano.
 
“Vamos repitiendo los lugares semanalmente, cada 15 días volvemos a aplicar el producto en el mismo lugar”, contó Celano al matutino. Para llevar adelante el proceso, la Municipalidad cuenta con dos “cañones fumigadores”. El funcionarios expresó que este mecanismo se utiliza en espacios abiertos y que para lugares pequeños o interiores, como los domicilios, se utilizan “motomochilas”. 

Los insecticidas utilizados por el Gobierno de la Ciudad son de baja toxicidad, tanto los destinados a espejos de agua como aquellos determinados a espacios verdes. “El larvicida no tiene ninguna contraindicación y el producto de volteo es de baja toxicididad”, informó el funcionario”.

Comentarios