Educación
Martes 11 de Octubre de 2016

Denuncian que envenenan a chicos de una escuela en Arroyo Leyes

Vecinos y padres autoconvocados de alumnos del jardín de infantes y de la escuela nº30 de la localidad denuncian que las fumigaciones en un campo de frutillas lindero afecta la salud de los menores

Matías vuelve a su casa a la tardecita, deja la mochila en el sillón más cercano y ve a su hermano mirando televisión con una chocolatada en la mano. Le gustaría sentarse con él a ver Hora de Aventuras pero se saca el guardapolvos para ir a buscar a su mamá. "No me siento bien", le dice. Su madre lo acuesta, le pone un paño frío en la frente y le comenta que tiene fiebre otra vez y que lo va a llevar a un centro de salud cercano.

La situación de Matías se repite esporádicamente en cientos de chicos que asisten a la Escuela nº30 y al jardín de infantes de Arroyo Leyes. Las tardes que se visten de un paisaje inocente entre calles de arena y el ruido de los álamos, tienen un enemigo silencioso que emerge del cultivo de las populares frutillas costeras.

Embed

La escena se repitió tanto entre los vecinos que al sospechar una relación directa entre las fiebres y ver las fumigaciones a dos metros de la institución educativa, decidieron organizarse hace varios años para denunciar a los dueños de los campos ante la justicia y las autoridades.

"El día a día es difícil porque muchos niños han tenido casos de, por ejemplo, fiebres agudas sostenidas que es un síntoma posible o probable de intoxicación por agrotóxicos. Nos hace relacionarlo con el hecho de que a dos metros de la ventana, con los alumnos dentro de la escuela teniendo clases, están fumigando las frutillas con un veneno que está prohibido usar a menos de 500 metros y que incluso a esa distancia no se garantiza la inocuidad", comentó a UNO Santa Fe el vecino autoconvocado Facundo Viola.

Embed

"Tenemos un estudio de la Universidad de Córdoba del año 2010 donde se muestra la incidencia de cáncer entre los fumigados en el cinturón frutihortícola en Santa Fe y un estudio de la UNL donde dice que en Arroyo Leyes existe un grado de discapacidad mayor a la media. Entonces, tenemos un alto porcentaje de discapacidad detectado por estas instituciones y además en la vida cotidiana lo vemos. Hay muchos vecinos en Arroyo Leyes con discapacidades pero no tenemos un relevamiento actual certero, ni tampoco acerca de cuáles son los factores que estarían produciendo esto. También notamos que hay muchos vecinos que han muerto por leucemia o cáncer", acotó Viola.

Embed

Cabe destacar que las fumigaciones se hacen cuando los niños están adentro en clases, en los recreos y cuando los padres y madres pasan a buscar a sus hijos por la puerta, a la vista de todos.

"Solicitamos detener las fumigaciones de manera urgente. Pedimos un estudio social y sanitario que pueda revelar la salud de las personas y el estado del medio ambiente. Y que brinden agua potable a los niños de la escuela hasta que estén los estudios del agua y de los suelos", enfatizó Viola.

frutillas.jpg

Por lo menos 250 alumnos asisten a la Escuela Nº 30, Domingo Guzmán Silva, y queda en la Ruta 1, Km. Allí funcionan dos turnos de escuela primaria, una escuela secundaria que dicta clases en aulas prestadas por el mencionado establecimiento, y un centro de alfabetización de adultos; se integra también con el edificio del jardín de infantes 281 que funciona en dos turnos con niños de 4 y 5 años.

Embed

Carlos Manessi, del Centro para la Protección a la Naturaleza denunció en el programa de televisión Santa Fe Directo que no es el único caso en la provincia de Santa Fe pero que "lo de Arroyo Leyes es particular porque es la ciudad que más ha crecido en los últimos 10 años, entonces los campos de frutillas están en el medio del ejido urbano".

"Más increíble aún es que fumiguen a dos metros de los chicos en horario de clase. Es una situación muy violenta para los ciudadanos" dijo Manessi quien además apuntó a que el Estado no se ha involucrado en esta problemática y que eso llevó a los vecinos a oficiar de abogados, investigadores, médicos y demás profesiones para obtener relevancia mediática y encontrar una solución.

Los vecinos de Arroyo Leyes presentaron las denuncias en fiscalía federal 1a cargo, el fiscal de turno es el Claudio Kishimoto. Además agregó Viola que "realizamos numerosas denuncias verbales que puedo acreditar en reuniones de Junta de Seguridad Comunitaria desde el año 2003 a la comuna de Arroyo Leyes y a su presidente comunal Eduardo Lórinz", a la secretaría de gobierno de la Provincia de Santa Fe, a la Sanidad Vegetal de la Provincia de Santa Fe, al Ministro de Ambiente de la Provincia de Santa Fe, Jacinto Speranza, entre otros pero aún no recibieron respuesta.

Embed

Comentarios