Colastiné
Miércoles 05 de Octubre de 2016

Denunciaron un caso de abuso policial en Rincón

Acompañado por organizaciones políticas y de derechos humanos, Iván Franco denunció ayer que fue torturado en un destacamento de Colastiné Norte luego de una aprehensión el 25 de septiembre. Hay una denuncia en Asuntos Internos

En la sede del Partido Justicialista de Santa Fe, se desarrolló una conferencia de prensa para denunciar un supuesto caso de tortura sufrido por un dirigente, Iván Franco, militante del Movimiento de Unidad Popular y un amigo del mismo, Emilio Mendoza, en manos de agentes policiales de la ciudad de San José del Rincón.

En su relato, Franco destacó que en la madrugada del domingo 25 de septiembre, uniformados llegaron hasta una vivienda ubicada en Orrego y Seguí de aquella ciudad. Allí se encontraba él y un muchacho, Emilio Mendoza. Según denunció, los agentes ingresaron a la casa, sin orden de allanamiento y los trasladaron en carácter de detenidos a un destacamento policial ubicado en el Club de Campo de UPCN en Colastiné Norte. Cuando fueron alojados en la dependencia, los policías comenzaron a agredirlos con golpes de puños, rodillazos y patadas.

Según contó Franco en conferencia, los efectivos lo amenazaban constantemente y hasta destacó que su compañero detenido intentó quitarse la vida por la presión que habrían ejercido los agentes. "No la pasé bien, fueron 15 horas de pasarla muy mal", dijo el muchacho. "Ellos -por la policía- declaran que nosotros estábamos a los tiros en la esquina y que ingresábamos corriendo a la vivienda y que por eso ellos hacen aquel allanamiento ilegal. Nunca llegaron con una orden", denunció el joven. "Yo jamás porté un arma, ni sé cómo se carga", agregó.

Tras aquel hecho, Franco, patrocinado por la abogada de Derechos Humanos, Lucila Puyol, radicó la denuncia en la Secretaría de Asuntos Internos. Posteriormente, a raíz de esa denuncia, el joven y su familia denunció que fue perseguido durante varios días.


Trámite judicial
La causa es seguida por el fiscal del MPA, Roberto Apullán, quien confirmó a Diario UNO que investigará el caso por presuntos apremios ilegales contra Franco y su compañero.

No obstante ello, aclaró que el acta de procedimiento policial labrada por los efectivos que participaron de la aprehensión figura que el hecho se dio en plena vía pública y no dentro de una vivienda.

Comentarios