Santa Fe
Jueves 22 de Septiembre de 2016

Desde el 1 de marzo de 2017 no se entregarán más bolsas plásticas

El Concejo aprobó una ordenanza impulsada por el municipio. Solo se podrá utilizar biodegradables, que cumplimenten con normas Iram. Se hará también una campaña de concientización

En la sesión de este jueves, el Concejo Municipal aprobó un mensaje enviado por el Ejecutivo, en el que se establece la prohibición a partir del 1 de marzo de 2017 de la utilización de bolsas plásticas para la entrega de mercaderías en comercios santafesinos.

La ordenanza comprende a las bolsas de tipo camiseta confeccionadas en polietileno, polipropileno o cualquier polímero artificial no biodegradable, quedando expresamente excluidas de la prohibición las bolsas utilizadas para el envasado de alimentos.

En el mismo sentido, la norma aclara que "los comercios podrán ofrecer para el acarreo de mercaderías bolsas biodegradables, que cumplimenten con las normas Iram Nº 13.610 y Nº 29.421", en su reemplazo.
A su vez, se establece que el municipio deba aplicar políticas de promoción y difusión, coordinadas con los comercios, tendientes a concientizar sobre la necesidad de reducir la utilización de bolsas descartables y su reemplazo por medios alternativos.

Los objetivos

La política a implementar tiene como eje fundamental la eliminación de la utilización de bolsas de polietileno, polipropileno o cualquier polímero artificial no biodegradable; el uso responsable de otras que sean confeccionadas en biopolímeros o con materiales reciclables (papel o cartón); y, la búsqueda del uso de bolsas reutilizables, de red o de tela y el uso de medios alternativos para el transporte de las mercaderías.

Ante el incumplimiento

El texto aprobado, prevé multas de entre 80 y hasta 800 unidades fijas, para aquellos negocios que persistan en la entrega de bolsas plásticas para el acarreo de mercaderías, y clausura de hasta noventa días e inhabilitación de hasta ciento ochenta en el ejercicio de la actividad.
A su vez, se estableció la elaboración de un informe anual, a cargo de la Municipalidad, tendiente a conocer los avances en la erradicación de los derivados del petróleo. Dicho informe deberá además, ser remitido al Concejo Municipal.

Comisión de Implementación

El gobierno local deberá además conformar una comisión que acompañe y tome decisiones relacionadas con la implementación de ordenanza. La misma estará presidida por la autoridad de aplicación, e integrada por dos representantes del Concejo, un representante del Centro Comercial y un representante de la Cámara de Supermercadistas de Santa Fe. Por último, la norma propone promover, dentro de las localidades que conforman el área metropolitana, la sanción de normativas similares.

Consultado respecto de la medida que se comenzará a implementar desde el año próximo, Gabriel Silva, presidente de la Cámara de Supermercadistas de Santa Fe dijo estar a favor de la erradicación de bolsas confeccionadas con polietileno, y señaló; "Se está hablando de una campaña de concientización ciudadana, a la cual nosotros vamos a plegarnos y profundizar".

Por el ambiente

Desde el Centro de Protección a la Naturaleza se manifestaron a favor de la reducción del uso de derivados del petróleo y la consideraron como una medida buena para el ambiente.

"El consumidor es el que tiene que adaptarse en todo caso a lo nuevo que significa dejar de utilizar el plástico. Es decir, obliga a un consumidor consciente, no compulsivo", destacó Luis Carreras, integrante de la organización ecologista.

En esa dirección, sostuvo que se trata de una decisión importante, porque obligará a los ciudadanos a pensar más a conciencia el consumo que va a realizar en un supermercado.

"A partir de allí, la relación ya es distinta, y no es comprar lo que sea, porque total voy a tener bolsas para después llevarlo", expresó.

A su vez, resaltó que, aunque sea de manera mínima, lo que genera también la determinación de disminuir el uso de bolsas, es un impacto también en la matriz energética, porque todos los productos plásticos provienen del petróleo.

"Esto en cierta forma, va a generar recursos para desviar a otros consumos. No solamente para algo que dura menos de 15 minutos en actividad. Porque desde que se utiliza, hasta que se desecha la bolsa, hay estadísticas que demuestran que en ese tiempo ya directamente se están tirando", graficó.
"Es un uso más razonable de un recurso que es agotable. Porque el petróleo en algún momento se va a terminar y si lo empezamos a utilizar para otras cosas, no solo para bolsas, vamos a provocar un uso racional de un recurso escaso", agregó.

Antecedente

Cabe recordar que en 2009 se aprobó una ordenanza que planteaba la prohibición a partir de enero de 2012. En este marco, el Ejecutivo municipal procedió a prorrogar todos los años la implementación de dicha norma. El texto sancionado este jueves, modifica precisamente algunos de los artículos de la citada legislación municipal.

Comentarios