santafe
Miércoles 16 de Marzo de 2016

Desde el 20 de febrero hubo 90 salidas por incendios de ramas

  Lo confirmaron desde la Agrupación de Bomberos Zapadores de la UR I. El lunes fue la jornada más agitada, se registraron diez asistencias a focos que se dieron en la vía pública

De acuerdo con los registros elaborados en los últimos días por la Agrupación Bomberos Zapadores, desde el pasado 20 de febrero tuvo intervención en 90 incendios producidos en Santa Fe y su zona de influencia, como consecuencia de la quema de yuyos y ramas en la vía pública. Los focos se registraron en el ámbito de la ciudad de Santa Fe, Santo Tomé, zona norte y San José de Rincón.
 
“Pasó mucho tiempo y las ramas se secan. En virtud de que el personal al que le corresponde retirarlo no lo hace, la gente utiliza el fuego para eliminarlo”, explicó a Diario UNO Omar Aldorino, jefe de la Agrupación Bomberos Zapadores de la URI, al mismo tiempo que desaconsejó realizar esta práctica.
 

Foto: José Busiemi - Uno Santa Fe
 
En esa línea, el jefe de Bomberos confirmó que el día más agitado para el cuerpo tuvo lugar el lunes pasado, cuando se registró un total de diez salidas en la vía pública. En esa oportunidad, Santo Tomé fue la zona más afectada consecuencia de un raid piromaníaco que iniciaron tres jóvenes que luego fueron detenidos.
 
“El cuartel Santo Tomé estuvo bastante movido. Después tuvimos salidas menores en cuartel Norte, Rincón. En Santa Fe, en menor escala, trabajaron sobre lo mismo”,señaló Aldorino.
 
En relación al origen del resto de los 80 incendios que tuvieron que asistir en los últimos días, aclaró que fueron consecuencia del accionar de los vecinos que optan por prender fuego a los ramas y residuos que se acumulan en las calles, descartando que se trate de un accionar delictivo. “En realidad el organismo que lo tiene que remover está sobrepasado ante lo que dejó la tormenta. Incluso hasta el día de hoy hay lugares en los que resta retirar ramas secas y árboles caídos. La verdad es que no se dio abasto porque no estábamos preparados para limpiar la ciudad, fue algo atípico”, sostuvo Aldorino, a modo de explicación y sin dejar de recordar las consecuencias que dejaron los temporales que se registraron en la zona durante dos viernes consecutivos.



En un contexto al cual podría calificarse como atípico, el cuerpo de bomberos recepcionó un importante número de llamados durante las últimas semanas derivadas de los fenómenos climáticos. “Tenemos la obligación de concurrir a cualquier tipo de emergencia, ya sea un incendio, gente atrapada en el ascensor,cables o árboles caídos. Nos llaman y tenemos que ir, si nos convocan nosotros estamos las 24 horas para concurrir a cualquier tipo de siniestro”, reiteró el jefe de Bomberos Zapadores de la URI.
 
En ese sentido, Aldorino aseguró que la situación se normalizará a medida que pasen los días. “Sabemos que hay muchas ramas en todos los lugares y quedan algunas, por ejemplo en la zona norte de la ciudad”, manifestó el responsable del Cuerpo de Bomberos, sin dejar de aclarar que los trabajos de poda que tuvieron que llevarse adelante luego de los temporales generaron un importante volumen de ramas acumuladas en las veredas de la ciudad.
 
Desde la institución recomendaron no emplear el fuego como medio para eliminar basurales y ramas. Tratar de sectorizarlos y esperar a que acuda la cuadrilla correspondiente para la recolección de los mismos. “Lo que se ha visto muy seguido es que quedan mucho tiempo las ramas en el lugar y la gente empieza a tirar bolsas de residuos generando un foco infeccioso”, manifestó el titular de Bomberos.
 
Para prevenir siniestros
El 90% de las causas de los incendios son consecuencia de accidentes relacionados con artefactos eléctricos, ya sea en casas o en departamentos. El factor común para que se den estos incidentes son la falta de mantenimiento, así como también por fallas o sobrecargas en las instalaciones.
 
Continuando en la línea de la prevención, Aldorino recordó que las jornadas que se avecinan estarán marcadas por las altas temperaturas. Es por esto que solicitó a la ciudadanía tener en cuenta las medidas de prevención básicas en el uso de los equipos de aire acondicionado y ventiladores, así como también no dejar cerca de un electrodoméstico combustibles o elementos de fácil combustibilidad.
 

“Las altas temperaturas también facilitan este tipo de siniestros, ya que las instalaciones eléctricas no son suficientes. Tenés una casa donde colocan cuatro aires acondicionados de golpe y tienen problemas eléctricos, se prenden fuego las instalaciones y tenemos que ir”, relató el jefe de Bomberos. En ese sentido, Aldorino no dudó en calificar el número de casos que tuvieron que asistir como normal. 

“En promedio se registran alrededor de seis salidas semanales por incendios de artefactos eléctricos, instalaciones defectuosas. Es algo cotidiano”, concluyó el bombero, quien aconsejó a la ciudadanía que realice un correcto mantenimiento.
Romina Elizalde / relizalde@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios