El mundo
Viernes 02 de Septiembre de 2016

Desde la foto de Aylan hace un año, unas 4.176 personas murieron en el Mediterráneo

Un promedio de 11 hombres, mujeres y niños fallecieron cada día en su viaje hacia Europa desde la conmoción mundial que generó la fotografía del niño tirado boca abajo en una playa turca, informó Acnur.

Un total de 4.176 personas fallecieron o desaparecieron en el Mediterráneo desde la muerte de Ailan Kurdi, cuya fotografía tirado boca abajo en una playa turca conmocionó al mundo hace exactamente un año, informó este viernes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El 2 de septiembre de 2015, la foto del pequeño cuerpo de Aylan, sin vida y con su cara hundida en la arena de una playa de la ciudad turca de Bodrum, se viralizó como una de las imágenes más lacerantes y simbólicas de la crisis humanitaria de inmigrantes y refugiados, revelando la inacción política de Europa.

Desde entonces hubo un promedio de 11 hombres, mujeres y niños muertos cada día durante los últimos 12 meses, calculó Acnur.

En los primeros ocho meses de 2016, unas 281.740 personas realizaron la peligrosa travesía por mar hasta Europa.

El número de refugiados y migrantes que llegaron a Grecia descendió drásticamente de 67.000 llegadas en enero a 3.437 en agosto, tras la implementación del acuerdo EU-Turquía y el cierre de la llamada ruta de los Balcanes.

El número de personas que llegaron a Italia ha permanecido más o menos constante, ya que hasta finales de agosto 2016 llegaron unos 115.000 refugiados y migrantes a las costas italianas, comparado con los 116.000 que lo hicieron en el mismo período el año anterior.

Embed

No obstante, el principal cambio ha sido el número de fallecidos: en lo que va de año, una de cada 42 personas que cruzaron el Mediterráneo desde el norte de África hacia Italia falleció, mientras que el año pasado era una de cada 52.

La probabilidad de morir en la ruta entre Libia e Italia es diez veces más alta que por la ruta del este, entre Turquía y Grecia, informó Acnur a través de un comunicado."Estas cifras destacan la necesidad urgente de que los Estados incrementen las vías para la admisión de refugiados, como el reasentamiento, el patrocinio privado, la reunificación familiar o los programas de becas para estudiantes, entre otros motivos, para que los refugiados no tengan que recurrir los traficantes de personas y embarcarse en peligrosos viajes", añadió.

"El presente reto para Europa es poner a disposición de refugiados los servicios y el apoyo que necesitan para poder integrarse con éxito, para que así puedan contribuir positivamente a la sociedad: aportando nuevo talento, determinación y riqueza cultural, mientras tratan de rehacer sus vidas en sus nuevos hogares", completó.

En ese sentido Acnur Acnur hizo un llamamiento a los gobiernos y a sus socios nacionales que se comprometan con el desarrollo y la implementación de programas de integración a nivel nacional, como también instó a trabajar para prevenir la discriminación, promover la inclusión y combatir el racismo y la xenofobia.

Comentarios