santafe
Viernes 22 de Enero de 2016

Después de cinco días de agonía, falleció Iván Elías Albarengo

El niño de 12 años que fue baleado en su cabeza murió este viernes en el hospital de Niños. En tanto, metieron preso al único imputado.

En medio de esos silencios desgarradores que solo el dolor por la muerte causa, los familiares y allegados de Iván Elías Albarengo se anoticiaban de que el nene de 12 años, que fue impactado por una bala en la cabeza el lunes pasado, había fallecido, tras agonizar por cinco días en la sala de cuidados intensivos del Hospital de Niños Orlando Alassia. “De esta vamos a salir”, se escuchaba en medio de llantos inconsolables que resonaban en el nosocomio.
El niño fue baleado en calle Boneo al 5600 entre primer pasaje y camino viejo Esperanza del barrio Las Lomas, en el corazón del oeste santafesino. La bala le causó la rotura de tejidos ya que ingresó por la zona del temporal izquierdo y salió por el lado derecho. El niño fue interceptado por el proyectil en momentos que se dirigía hacia un local comercial del barrio, donde realizaba unas “changuitas” para tener su dinero propio. 

•LEER MÁS: Caso Alvarengo: imputaron al único detenido y pedirán prisión
•LEER MÁS: Iván Alvarengo cumple hoy 12 años y continúa grave en el hospital de Niños
•LEER MÁS: Vecinos de Las Lomas y Cabal pidieron justicia por Iván
Su muerte fue justo un día después de haber cumplido 12 años. A pesar de que el panorama no era el más alentador, los familiares tenían la esperanza de que pudiera sobrevivir al aberrante hecho aunque quedaran algunas complejidades motrices. De igual manera, el cuadro de evolución nunca fue favorable a pesar de la intensa intervención médica. 
Murió como su padrastro
Albarengo falleció por una bala perdida, tal cual le había sucedido a su padrastro, Daniel Almada (41 años) cuando fue alcanzado por un proyectil el pasado 4 de octubre de 2015, mientras se encontraba sentado en la vereda de su casa tomando mates. La bala le ingresó por la zona lumbar, por lo cual los vecinos debieron trasladarlo hacia el hospital Mira y López, donde horas después, los médicos iban a constatar su muerte.
Ahora será el tiempo de la Justicia el que intente sanar una herida que no cierra en el seno familiar.
Instancia judicial
Por el hecho, solo hay un detenido -ver a parte-, un sujeto de 24 años oriundo del Bº Cabal, el cual ya fue apresado de manera preventiva tras ser imputado por la fiscal de la Unidad de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Cristina Ferraro por el delito de “homicidio en grado de tentativa”. En tanto, se presume que del hecho participaron dos personas más, las cuales todavía no llegaron a ser acusadas por la funcionaria judicial, pero sí fueron sindicadas por los mismos vecinos del lugar que expresaron quienes habían sido los autores de la balacera del lunes pasado.
De esta manera, solo la Justicia definirá si trata de curar una herida que no cerrará jamás en la familia del pequeño fallecido. 
Ignacio Mendoza / ignaciomendoza@uno.com.ar
 
 

Comentarios