Policiales
Domingo 28 de Agosto de 2016

Detuvieron a dos jóvenes tras un intenso tiroteo en Barranquitas

Fue en las primeras horas de la madrugada de este domingo, cuando policías de la Comisaría 28° aprehendieron a dos jóvenes luego de un intenso tiroteo denunciado por los vecinos.

Este domingo, entre la una y las dos de la madrugada, en las calles del barrio Barranquitas de Santa Fe, fueron aprehendidos dos jóvenes, uno de ellos armado con una carabina y el otro con un chaleco antibalas, en un procedimiento que fue ejecutado por agentes de la Comisaría 28° como consecuencia de un intenso tiroteo denunciado por los vecinos.

La novedad fue informada a la jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, y el primer caso por tratarse de un adolescente herido que fue llevado al hospital Cullen, anoticiaron del hecho al juez de menores de Santa Fe y en el segundo por tratarse de un joven de 18 años, fue puesto al tanto, el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.

Adolescente, armado y herido
Este domingo, los vecinos que viven en inmediaciones de Gaboto al 4000 y de Juan del Campillo y Estrada, denunciaron al 911, la existencia de intensos tiroteos en ambas zonas del barrio Barranquitas de la capital santafesina.

Al lugar fueron enviados cuatro suboficiales en dos patrulleros del tercio de guardia de la Comisaría 28° de barrio Barranquitas. En el primer caso, cuando arribaron a calle Gaboto al 4000, sorprendieron y aprehendieron a un adolescente de 16 años corriendo con una carabina calibre 22 con una bala en la recámara y las tres restantes en el almacén del cargador, con evidente olor a pólvora.

El joven caminaba con dificultad, y cuando los policías lo revisaron, observaron que presentaba una herida en una de sus piernas y por ese motivo fue llevado al hospital Cullen para su curación.

Tenía puesto un chaleco antibalas
El segundo caso, sucedió inmediatamente después en otro sector del barrio Barranquitas, y también cuando llegaron los policías de la Comisaría 28°, mientras se escuchaban detonaciones de arma de fuego, lograron aprehender a un joven de 18 años, que se estima que arrojó un arma de fuego en la oscuridad y no pudo ser hallada, aunque sí le fue secuestrado un chaleco balístico o popularmente conocido como antibalas que se llevaba colocado, y que cuando fue revisado por los agentes a cargo del procedimiento descubrieron su número de serie, modelo, talle y que fue hecho en una sastrería militar.

En este caso el joven aprehendido fue identificado como B. A. R. de 18 años, y la novedad sobre su arresto fue informada al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.



Comentarios