santafe
Martes 07 de Junio de 2016

Día del Periodista: una celebración cargada de simbolismo libertario

La fecha recuerda la fundación de La Gaceta de Buenos Ayres, órgano de comunicación de la Primera Junta y pieza clave de aquel proceso revolucionario. 

En 1938, durante el Primer Congreso Nacional de Periodistas, celebrado en Córdoba, se declaró el 7 de Junio como el Día del Periodista.
El día elegido tiene como referencia la misma fecha de 1810, cuando en el marco del proceso revolucionario que expulsó a los españoles del Río de la Plata, Mariano Moreno fundó el periódico semanal “La Gazeta” para dar cuenta de los acontecimientos políticos que marcaban el nacimiento de un nuevo rumbo en la región. 
“El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes”, dice el decreto emitido el 2 de junio de ese año por el primer gobierno criollo, la Primera Junta. 
Incluso en uno de los primeros números del semanario, Moreno decía que “el pueblo no debe contentarse con que sus jefes obren bien; él debe aspirar a que nunca puedan obrar mal”, definiciones que se encuentran también en el Plan de Operaciones, que marcó las acciones revolucionarias. 
El decreto expresa que la Junta estableció que “salga a luz un nuevo periódico semanal con el título de «Gazeta de Buenos Ayres»”, y aclara que el objetivo es anunciar “al público las noticias exteriores e interiores, que deban mirarse con algún interés”. 
Se estableció que las noticias y colaboraciones para el periódico debían enviarse al vocal de la Junta Manuel Alberti “quien cuidará privativamente de este ramo, agregándose por la secretaría las noticias oficiales, cuya publicación interese”, dice el texto de su fundación. 
Moreno, quien dirigió La Gazeta, y fue uno de los primeros redactores junto con Manuel Belgrano y Juan José Castelli, expresaba el ala más consecuente que tenía la convicción de que había que ser firme en la defensa de la Revolución, y en la lucha contra el español hasta su definitiva derrota y expulsión.
Perspectiva histórica
Siempre se ha cuestionado el rol de Moreno y su medio. Se dijo durante décadas que su valor periodístico era menor teniendo en cuenta que se trataba de un órgano de comunicación del gobierno, por lo tanto, dócil ante el poder emergente de aquel momento. 
Esa visión en los últimos años ha sido cuestionada. Una de las voces disonantes ha sido la del historiador Felipe Pigna. “La Gazeta fue mucho más que un «house organ» de la Junta. Fue un arma, una herramienta de la Revolución”, ha señalado Pigna.
“Como no desconocía el alarmante porcentaje de analfabetismo –afirma Pigna– ordenó que se leyera desde los púlpitos de las iglesias, lo que puso un poco nerviosos a algunos sacerdotes contrarrevolucionarios”. 
En el periódico, no solo escribía Moreno, sino otros protagonistas de la revolución de mayo, como Manuel Belgrano y Juan José Castelli.
“La Gazeta, que incluía en todos su números la frase de Tácito: «Tiempos de rara felicidad, aquellos en los cuales se puede sentir lo que se desea y es lícito decirlo», fue una tribuna de opinión a través de la cual los ciudadanos del virreinato del Río de la Plata accedían a las ideas más modernas que los iban sacando lentamente de las pesadillas del atraso a los que los habían llevado casi 300 años de educación escolástica”, escribió Pigna, al recordar a Moreno y la Gazeta.
 

Comentarios